refugiados

 |  Escrito por Yordi Piña  |  0

La música da cobijo al alma, a las marcas de la violencia. Cientos de niños desplazados por el conflicto armado en Colombia han encontrado en los programas musicales venezolanos una cura al desplazamiento forzoso; han dejado su pasado para iniciar una nueva vida, del otro lado de la frontera: una vida de paz.

Categoria:

Páginas