Gorka Iraizoz

 |  Escrito por Josmaira Carrasquel  |  0

Un golazo de tiro libre de Leo Messi a falta de doce minutos para el final clasificó al Barcelona para los cuartos de final de la Copa del Rey ante el Athletic Club, que este miércoles fue muy inferior a los azulgranas y no pudo hacer valer, en el Camp Nou, el 2-1 logrado en Bilbao.

Messi volvió a ser determinante con su enésima genialidad, esta vez una falta desde la frontal, ideal para el perfil de un diestro, pero ejecutada magistralmente por un zurdo.

Categoria: