Activa

 |  Escrito por Karoline Echenagucia  |  0

Un síntoma de nuestro tiempo es la poca capacidad de organización y concentración que tenemos para el trabajo. Salvo por ciertas ocupaciones, en buena parte de éste es común sorprendernos de pronto distraídos, haciendo algo que no deberíamos estar haciendo, y quizá ni siquiera recordamos cómo fue que nos desviamos de lo que realizábamos inicialmente. Vemos el reloj y nos lamentamos porque llevamos ya 15, 20 minutos deambulando en las redes sociales, en Internet, en sitios de entretenimiento, en videos de YouTube, etcétera.

Categoria: