Abren juicio al Chapo Guzmán por narcotráfico

Abren juicio al Chapo Guzmán por narcotráfico

Versión para impresiónSend by emailPDF version

Un tribunal mexicano abrió ayer(miércoles) un juicio penal contra Joaquín “El Chapo” Guzmán, uno de los narcotraficantes más buscados de ese país y capo del Cártel de Sinaloa, según informó el Consejo de la Judicatura Federal (CJF), órgano que además detalló que otro tribunal le negó al narcotraficante un amparo contra su extradición debido a que no existe una orden en ese sentido del Gobierno.
El CJF, encargado de la administración del Poder Judicial en México, indicó que el Juzgado Cuarto de Distrito en Materia de Procesos Penales Federales del Estado de México dictó auto formal de prisión, que implica el inicio de un juicio, contra Guzmán "por su probable responsabilidad en la comisión del delito contra la salud".
Guzmán, detenido el pasado 22 de febrero, es sospechoso de cometer este crimen "en la modalidad de colaborar al fomento para posibilitar la ejecución del delito contra la salud", señaló el CJF en un comunicado.
Asimismo, el tribunal dictó auto de libertad con las reservas de ley en favor del reo en cuanto al delito contra la salud "en la modalidad de posesión de semillas de marihuana y amapola, con fines de siembra, cultivo y cosecha".
También lo eximió de proceso por el delito de delincuencia organizada, "en virtud de que por este último existe ya un proceso penal y atendiendo a que, conforme al artículo 23 Constitucional, nadie puede ser juzgado dos veces por el mismo delito".
Autoridades mexicanas niegan la existencia de una orden de extradición
En tanto, el Juzgado Octavo de Distrito de Amparo en Materia Penal en el Distrito Federal negó al líder del cártel de Sinaloa un amparo definitivo contra su extradición, informó el CJF que precisó que el tribunal "resolvió negar la suspensión definitiva contra los actos reclamados (la extradición), en virtud de la inexistencia de los mismos".
De acuerdo con el CJF, el juzgado consultó con distintas autoridades, entre ellas el presidente de la República, el procurador general (fiscal) y el secretario de Relaciones Exteriores, quienes negaron la existencia de una orden de extradición.
Diversas autoridades estadounidenses han expresado su intención de solicitar la extradición del capo, que tiene cargos pendientes en Nueva York, Illinois, Arizona y California, cuando menos, relacionados con narcotráfico, crimen organizado y lavado de dinero.
El Gobierno mexicano ha sugerido que, de producirse una solicitud formal por parte de EE.UU., Guzmán no sería extraditado de inmediato.
El martes el Juzgado Quinto en Materia Penal del Estado de México le dictó al Chapo un auto de prisión formal por delincuencia organizada, cargo por el que también enfrenta otros procesos en diferentes tribunales.
Guzmán enfrenta otras acusaciones acumuladas desde que se fugó de un penal de alta seguridad en el estado de Jalisco en 2001 y sobre las que aún deberán pronunciarse los tribunales. La última de ellas fue emitida el 26 de febrero pasado por posesión de armas de fuego y munición de uso exclusivo del Ejército.