Indigena

Paria Care, (Guaicaipuro) líder de la resistencia indigena

Fotografía de prisioneros indígenas
Su voto: Ninguno Media: 5 (1 voto)
Prensa YVKE Mundial/Carlos Ortiz I/Manuel Loayza/Diario Correo del Orinoco

.
La invasión española de la nación T’Amanaco llevaba 71 años, cuando el niño Paria’ Care, procedente de Gua-i-a-na (Gua-yana) , le fue entregado a los maestros Guaica’ catu-che’ ri y Guaica’te’ tane sen E’ Puru para que lo formaran como guerrero. Para ese entonces, ya habían tenido lugar expediciones de los Welser (o Bélzares), banqueros alemanes
a quienes Carlos I de España les dio en arrendamiento la provincia de Venezuela, donde estuvieron hasta 1546. Los Welser se adentraron desde Coro en el vasto territorio que se les había encomendado colonizar y explotar, lo que los obligó a trabarse en encarnizados combates con los habitantes originarios de esta tierra. Otras expediciones adelantadas en aquel entonces, como la de Diego de Ordaz, hicieron tomar conciencia a los españoles de la magnitud de la resistencia de los pueblos carihua (caribes).
Los carihua eran especialmente fuertes en la zona central del territorio, donde se asentaba la alianza de naciones originarias conocida como Ara-Hua (Aragua). En vista de ello, los llamados conquistadores enfilaron sus fuerzas hacia esa región, en la que Paria Care había culminado su preparación, relata el profesor Eudaldo Useche, investigador del Centro de Estudio de Pensamiento Crítico Salvador de La Plaza.
JEFE CÍVICO-MILITAR
Paria’Care había demostrado tales virtudes, que sus maestros lo nombraron Guaica-I-E ́Puru. Guaicaipuro, como lo adaptó la lengua castellana, “es un grado cívico-militar, más elevado que el de general, pues concierne no sólo a los aspectos propios de la guerra, sino que incluía responsabilidades en la organización de la comunidad”, aclara Useche.
Esa condición se expresa en los vocablos que Guaica: Lanza o vara de mando, -I-E ́: Jefe, y (las o los) Puru: montañas/cerros. El hombre que ostenta la vara de mando de las comunidades que habitan la montaña es el mismo
que empuña la lanza para defenderlas. Sin embargo, el investigador advierte que la palabra“mando” se puede prestar a un malentendido. “No se trata de que Paria’ Care tenga el mando, sino que él es responsable de cumplir el mandato del consejo que gobierna a la nación T’ Amanaco. Hay que tener eso siempre presente: cuando Guaicaipuro actuaba, lo hacía siempre cumpliendo una orden que recibía de un colectivo”, acota el investigador.
En síntesis, Guaicaipuro fue el jefe principal de la paz y la guerra, sujeto a la autoridad del consejo de los consejeros de todas las naciones de la región central que ocupaban el territorio del lago Ta’ cari-hua, el litoral Caribe, Guárico y Yaracuy, agrega el profesor. Guaicaipuro aparece en escena en un momento crítico, cuando los españoles ya habían llegado a los dominios de la nación Ara-Hua y habían vencido a Terepaima mediante el engaño, dice Useche, quien enfatiza que la manipulación de los jefes cívico-militares originarios fue una táctica decisiva para el triunfo de que la resistencia era demasiado fuerte como para vencer sólo por medios militares. Por eso enviaron a la zona a un mestizo, que conocía la cultura de esos pueblos y hablaba su lengua: Francisco Fajardo”.
La misión de Fajardo era hacerle ver a Terepaima que la guerra no seguiría, señala Useche: “La táctica fue hacerles ver a los indígenas que los españoles habían decidido construir ciudades armónicas, con la intención de convivir en paz. Así fue como los habitantes de la Ara’ Hua permitieron que se fundaran los primeros hatos”. Pero no pasó mucho
tiempo antes de que se revelaran las verdaderas intenciones de los invasores.
PERSECUCIÓN Y EMBOSCADA
La guerra tomó auge, y Guaicaipuro tomó acciones tan contundentes que los españoles dedicaron recursos y esfuerzos a perseguirlo.Guaicaipuro y su comando cívico-militar, una especie de pequeño estado mayor, estaba integrado por sus lugartenientes y familiares, asentados en Suruapo, en la zona que hoy ocupan San Diego-La Cortada del Guayabo-RíoParacoto. Durante casi un año varios espías guaiqueríes lo siguieron para tratar de ubicar su paradero y tenderle una emboscada. La persecución la dirigió el Capitán Francisco Infante, por órdenes de Diego de Losada, quien se
había posesionado del Valle de Caracas y temía por la cercanía de Guaicaipuro.
Con la información aportada a los espías, los españoles trazaron un plan para atacar entre la primera luna de 1568 y la segunda luna del nuevo año. Ya habían instruido un expediente para enjuiciar Guaicaipuro con la idea de
condenarlo a muerte. Pero iba a ser imposible capturarlo.El profesor Useche comenta que el ataque ha debido darse a
finales de diciembre, a medianoche. “Paria ́Care y 22 lanceros y arqueros regresaban a la villa de Suruapo desde los altos de Tui Uara Pachiri (actual Colonia Tovar), “pero decidieron pernoctar en un bohío de descanso a 800 metros de la villa” Ahí fueron sorprendidos por 80 soldados bien armados, mientras 25 hombres a caballo bloqueaban la salida hacia Suruapo. Cuenta Useche que los ballesteros lanzaron flechas incendiarias contará el techo de palmas del bohío mientras otros disparaban su arcabuces. El jefe de la partida, Sancho del Villar le gritó:
“El teniente. general te ordena rendirte antes que mueran los que no están solicitados”.
Pari’ Care que hablaba bien el castellano contesto: “Di a tu temeroso general que venga a buscarme para que muera con honor, después en otra luna o antes morirá de pena”.
Entonces recrudecieron el ataque y redujeron a cenizas el refugio, donde hallaron 8 cadáveres, incluido el de Pari’Care.
El capitán Francisco Infante dispuso llevar el cadáver de Paria’Care a la plaza de Santiago para descuartizarlo y poner
en jaulas sus partes,con el fin de escarmentar a los indios belicosos que quedaren.
¿POR QUÉ EL 8 DE DICIEMBRE?
El 8 de diciembre de 2001, el presidente Chávez ordenó el traslado de los restos simbólicos de Guaicaipuro al Panteón Nacional. Se estima que esta fue la fecha de su asesinato. Al respecto, el profesor Eudaldo Useche expresa sus reservas. Alega que los registros de la época sugieren que esto debe haber ocurrido más bien hacia finales de 1568 o a
comienzos a enero de 1569. Pero en su criterio, “la iniciativa de incorporar a Paria’Care al Panteón Nacional, nos honra. Si fue el 8 o 33 días después ya no interesa tanto como recuperar el tiempo transcurrido y resinsertar a este maestro de los libertadores a éste, el tiempo real y constructivo”.


Paria care, guapotori, guaicaipuro se estime q vivio entre 1530 a 1568 no entiendo porq dicen q ya los españoles yevaban 71 en estas tierras cuando guaicaipuro niño es entrenado como guerrero las cuentas no coiciden con la yegada d los españoles q alguien me explique eso por favor

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd><img><table><tr><td><th><tbody><div><p class="rtecenter"><h1><h2><h3><h4><b>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

Type the characters you see in this picture. (verificar usando audio)
Escriba los caracteres que ve en la imagen de arriba. Si no puede leerla, envíe el formulario y se creará una nueva imagen. No se diferencian mayúsculas de minúsculas.