Lucha contra la violencia

Parto y nacimiento humanizados garantizan un mundo de paz

Las parejas asisten al taller de preparación prenatal en el que se abordan temas como la sexualidad durante la gestación, mitos del parto natural, lactancia materna, cuidados del recién nacido, alimentación y posturas para el trabajo de parto (Foto: Jenny Soto)
Su voto: Ninguno Media: 5 (1 voto)
YVKE Mundial/ Jenny Soto

El nacimiento es el momento más determinante en la historia del ser humano y como tal debe ser respetado, tratando a la madre y al bebé como seres humanos y no como un producto, valorando sus necesidades emocionales y la capacidad de la mujer para parir.

Se ha generalizado una actitud en los médicos que ha hecho de la obstetricia un negocio millonario, al que le conviene mantener a la mujer bajo total ignorancia y pasividad, para poder realizar más cesáreas, acelerar los partos y así poder atender muchos más, inclusive programados a su conveniencia, lo cual representa una jugosa ganancia para ellos.

Sólo la tríada madre, padre y bebé son los protagonistas, por lo tanto, la pareja debe decidir cómo quiere parir, así lo sostienen la obstetra Haydee Pacheco y la facilitadora prenatal Sumiré Vivas, pioneras del parto humanizado en el estado Aragua.

Parto para la unión [/b:7039478d59]

“Parí en el agua y fue una experiencia increíble. Ese día decidí que mi pareja, mi mamá y mi papá me acompañaran, mis padres no creían en esta forma de parir y estaban un poco molestos, pero ahora cambiaron, estamos más unidos y hablan de mi con mucho orgullo”.

Este es el testimonio que le cuenta Desiree Sánchez de 21 años, a un grupo de padres que asisten a un curso prenatal, su bebé vino al mundo hace un año en el Hospital José María Benítez, ubicado en La Victoria, estado Aragua, único centro a escala nacional que ofrece la posibilidad de parir en agua de forma gratuita. Iniciativa que se ha logrado levantar gracias al esfuerzo y la constancia de Pacheco y Vivas, luchadoras por la humanización del parto y el nacimiento.

Vivas asegura que la agresividad y la falta de valores humanos tienen que ver con la violencia obstétrica y la gran cantidad de cesáreas innecesarias que se realizan a escala mundial, además del alto índice de alimentación artificial (fórmulas lácteas).

“Cuando humanizamos el nacimiento estamos acercando más a la familia y favoreciendo el apego entre madre y bebé, de este modo se incrementa la posibilidad de que de los niños reciban lactancia exclusiva por 6 meses y de forma complementaria hasta los 2 años o más, los beneficios de esta práctica se observarán en la medida en que los hijos e hijas vayan creciendo”, afirma Vivas.

Lo contrario al parto humanizado es la medicalización violenta que se le aplica rutinariamente a las madres y bebés, procedimiento generalizado que se considera normal con la promesa de un parto “sin dolor” y que favorece el multimillonario negocio transnacional de los medicamentos, cuando en realidad se le está negando la posibilidad a la mujer de parir naturalmente, de forma placentera y de garantizar el nacimiento de un mejor ser humano para la sociedad.

La familia de la pareja puede ingresar a la habitación en el momento en que esté naciendo el bebé

En 4 años han atendido 168 partos en agua en el hospital José María Benítez[/b:7039478d59]

“Parí con placer, no me hizo falta sutura, ni enema, ni anestesia, ni pitocín (droga que se usa para inducir el parto), amamanté a mi hijo inmediatamente, además encontré cariño y comprensión en Haydee y Sumiré. El obstetra que me trataba antes me había recomendado cesárea, cuando en realidad no lo necesitaba”. Testimonio de Daniela Linares, estudiante universitaria de 18 años.

Sumiré Vivas lleva la cuenta, registra con fotos y vídeos cada parto, hasta la fecha van 168 nacimientos, todos exitosos y sanos, afirma orgullosa que tienen un saldo de 0 episiotomías (corte que se realiza innecesariamente en el periné de las parturientas y que causa mucho dolor). El 90% de las mujeres que atienden son primerizas que tienen entre 14 y 43 años de edad, todas han disfrutado su parto y se les ha brindado el derecho a decidir cómo quieren parir, de forma vertical, en el agua o en la cama.

“Aquí llegan las mujeres cabizbajas, deprimidas y es hermoso ver como van creciendo a través de la formación prenatal, esto permite que su autoestima vaya aumentando porque se dan cuenta de que los cambios que experimentan son normales ya que no son las únicas que sienten depresión o que se le hinchan los pies”, expresa Vivas.

Un equipo multidisciplinario asiste integralmente a las madres en el hospital José María Benítez, hay una nutricionista y una psicóloga para atender especialmente a las mujeres que tienen problemas con su pareja, también cuentan con consejería en lactancia materna y cursos de formación prenatal al que asisten en familia.

Gracias al servicio de parto humanizado en el agua, este centro de salud cuenta con el reconocimiento internacional del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia, Unicef, que lo nombró como “Hospital Amigo del Niño y la Lactancia Materna”.

Las parejas se preparan para vivir juntos el Parto en Agua en el Hospital José María Benítez[/b:7039478d59]

Los talleres prenatales se enriquecen con la experiencia de los que ya parieron en agua[/b:7039478d59]

La mujer tiene el derecho a decidir como quiere parir[/b:7039478d59]

El parto convencional utiliza una serie de protocolos que no necesita la mujer y que la violentan, por eso el parto humanizado se realiza sin anestesia, sin enema, sin rasurado y sin ayuno. Las madres están siempre acompañadas, preferiblemente por la pareja, pero ellas son las que finalmente deciden quien las calmará y le realizará los masajes que necesitan, además se permite que los niños y niñas observen el nacimiento de sus hermanitos.

La obstetra no participa activamente en el parto, quien recibe al bebé es el padre que se encuentra dentro de la bañera con la madre, el obstetra debe respetar el tiempo de cada mujer para parir y sólo estar pendiente si la pareja necesita algo, lo importante es darles intimidad para que disfruten de ese momento único en sus vidas que representa la culminación del acto sexual.

El recién nacido no debe ser separado de la madre[/b:7039478d59]

A los bebes sólo los pesan y los miden delante de la madre en el mismo sitio donde nació y se lo entregan inmediatamente para que lo amamante. Vivas explica que no se le debe provocar el llanto al recién nacido permitiendo que permanezca conectado a su madre a través del cordón umbilical hasta que este deje de latir, esta es la forma en que los bebés reciben oxígeno al nacer, eso explica por qué no se ahogan en el agua.

La obstetra Pacheco sigue un protocolo para no maltratar al bebé, por ejemplo, no se le aspira la nariz, no se le coloca colirio ni antibiótico en los ojos, pues si la madre se hizo un examen de orina, una citología y está sana, no hay necesidad de abrirle los ojos a la fuerza al bebé, porque así se le agrede, tampoco se le coloca vitamina K que supuestamente evita hemorragias en el niño, “eso es igual a la episiotomía que se le hace a la madre para evitar que se desgarre. Las agresiones que le son practicadas a la madre son similares a las que se le hacen al neonato en los cuidados de recién nacido”.

Las habitaciones para parto humanizado no están diseñadas en función de un número de pacientes, ni en función del obstetra. El ambiente es cálido, está decorado con figuras infantiles, no hay reloj, ni instrumentos médicos a la vista y la mujer puede escoger la música que más le guste para ese maravilloso momento. En el Hospital José María Benítez cuentan con 2 habitaciones de este tipo.

También disponen de una silla especial en caso de que la madre prefiera parir fuera del agua

Multiplicadores del parto humanizado[/b:7039478d59]

Vivas asegura que para implementar centros de atención para el parto humanizado, no hace falta una gran infraestructura, “nosotras somos un ejemplo real de que no hacen falta 4 paredes y una piscina para atender un parto humanizado, lo más importante es la orientación con la que actúa el personal de salud, sin embargo, los médicos ya graduados, con cierta cantidad de tiempo ejerciendo la obstetricia de manera convencional, no lo harán distinto a menos que comprendan la filosofía del parto humanizado y cambien, como lo hizo la doctora Pacheco quien ha tenido que soportar incontables críticas por parte de sus colegas. Lo más conveniente es formar al estudiante de medicina desde el principio, con la visión del parto humanizado”.

Vivas considera que se debe incluir la humanización del parto en los pensum de estudio de las instituciones educativas. En el hospital José María Benítez se forman actualmente estudiantes de medicina de la Universidad Bolivariana de Venezuela, de la Universidad de Carabobo y de la Universidad Nacional Experimental Rómulo Gallegos, estos últimos son formados por la doctora Pacheco para el parto humanizado y la lactancia materna.

“Ellos se enamoran del parto humanizado, pelean por los derechos de las mujeres en las salas de parto y llegan frustrados porque ven como los doctores tratan a las parturientas de forma violenta”. Afirma.

Vivas piensa que en Caracas son las embarazadas las que tienen que demandar el cambio, porque si se tiene la necesidad se crearán los servicios, por ejemplo, “si una mujer llega con su doctor y le exige un parto humanizado, él la va a remitir con otro si no está de acuerdo, pero cuando ese obstetra haya perdido un número significativo de partos para atender, va a empezar a considerar realmente la opción de cambiar y va a tener que ofrecerle a las mujeres lo que ellas quieren y necesitan”.

Vivas se refiere al sector privado, sin embargo, en el sector público es más difícil aun. Caracas no tiene como ofrecer un parto humanizado si las mujeres no se empoderan de la ley y de los espacios. “Hay que recuperar la sala de parto humanizado del Hospital Materno Infantil de Caricuao, ese proyecto se abandonó porque el parto humanizado tiene muchos detractores”

Otro aspecto importante es que la mujer en gestación reciba preparación, porque de otra forma es difícil luchar contra la cultura de la cesárea, “la gente no sabe el riesgo que se corre en un quirófano y hasta la familia lo recomienda porque cree que es lo mejor para la parturienta, pero cuando se les muestra un video de lo violenta que es una cesárea, cambian su postura y manifiestan que no es lo que quieren para sus hijas o esposas. De hecho, las mismas mujeres que han experimentado una cesárea, no saben lo que es esto, solo ven la herida por fuera”.

“Una mujer que se prepara, es capaz de refutarle a cualquier persona con propiedad por qué no debe practicarse la pelvimetría (procedimiento que se realiza para medir el diámetro de la pelvis y que conlleva riesgos por el uso de radiación) , por qué debe darse lactancia exclusiva, por qué no se le deben madurar artificialmente los pulmones al bebé, etc., tiene como defender mejor sus convicciones”, Vivas recomienda buscar cursos prenatales porque la información es lo que les da a las madres la libertad de decidir cómo quieren parir.

¿Alguna vez nos hemos preguntado como parían las mujeres antes de la obstetricia?[/b:7039478d59]

La obstetricia que conocemos hoy en día empezó a desarrollarse a mediados del siglo XVIII, así poco a poco se fue incorporando el uso de fórceps, suturas, cesáreas y anestesia. Antes de esto, la mujer fue capaz de seguir su instinto para poder parir de forma natural, según investigaciones, la postura para el parto que se utilizaba era de forma vertical, bien sea de pié, sentada bajo el agua o agachada, lo cual tiene que ver con respetar la fisiología de la mujer. Muchas tribus indígenas de nuestro país conservan esta forma de parir, como las Guajiras y las Yanomamis, quienes hacen de cada parto una reunión social entre mujeres.

Con la creación de la obstetricia los hombres empezaron a asistir el parto, se impuso el cambio de postura vertical por la horizontal, con las piernas abiertas hacia el médico para que este pueda controlar el parto de forma activa, pues como él ha estudiado se le considera “experto”, mientras que la mujer pasó a desempeñar un papel pasivo, reflejo de nuestra sociedad patriarcal que le impone a la mujer obedecer al hombre.

Esta postura coloca a la mujer en posición de inferioridad, de este modo el médico con la cesárea y el fórceps en mano se convierte en el que “pare”, realizando así un “excelente trabajo”, mientras deja atrás un binomio madre-bebé que no ha podido conocerse en el trabajo mutuo del parto. Para ambos ha sido una experiencia traumática y dolorosa, el bebé siente desconfianza del mundo al que acaba de llegar y que de entrada lo ha maltratado, la madre queda desolada con esta experiencia considerándola normal y el padre, fuera de la sala de parto, es condenado a ejercer la paternidad a distancia. De esta forma negativa y violenta se inicia una relación que será así para siempre.

Desde finales del siglo XX, las mujeres comenzaron a tomar conciencia de su situación y empezaron a informarse, a exigir y a decidir como quieren parir, además existen médicos que han adoptado una nueva filosofía con respecto al parto, la lactancia materna y la crianza.

Eva Gundberg, pionera del parto vertical en Venezuela, expresa en su libro “El Placer de parir” que para cambiar la sociedad se debe empezar con el embarazo y el parto, “cada sociedad asume la modalidad que más se adapta a su filosofía. Las grandes maternidades, tipo fábricas, son características de nuestra sociedad industrial, donde cada parturienta es un número y cada niño es un producto. Se toma en cuenta la estadística pero no la experiencia personal”.

Testimonios de nuevas masculinidades y paternidad protagónica[/b:7039478d59]

“Nuestra labor como hombres no es solamente engendrarlos, tampoco termina con el nacimiento del niño, ahí apenas comienza. Cada vez más los padres buscamos un parto humanizado en el que podamos participar. Y no es cuestión de dinero, es la calidad que le podemos ofrecer a nuestro hijo. Ya me comprometí a cuidar a mi bebé yo solo, mientras mi esposa va a sus clases”.
José Andrade

“Le recomiendo a los padres que disfruten el momento, debemos ser valientes. Darle afecto al bebé todo el tiempo y a pesar de las situaciones difíciles con la pareja, tenemos que hablar siempre y llegar a acuerdos para cuidar al bebé entre los dos”.
Darwin Espinoza

“Muchas veces me quedo solo cuidando al bebé, mientras mi pareja realiza sus actividades individuales y lo disfruto muchísimo, poco a poco he aprendido a atenderlo y a conocerlo”.
Alfredo Sánchez


PRIMERO TENGO QUE AGRADECER A JENNY SOTO MUY HERMOSO EL REPORTAJE! EL DESTINO CONFABULO PARA QUE NOS CONOCIERAMOS, AGRADECEMOS EL APOYO DE LA DIRECTIVA DEL HOSPITAL, DE CORPOSALUD, MISION NIÑO JESUS, ALCALDIA, GOBERNACION Y DE NUESTRO MAXIMO LIDER HUGO RAFAEL CHAVEZ FRIAS, TODAS LAS MUJERES EMBARAZADAS Y FAMILIARES DEBEN EXIGIR ATENCIÓN OBSTETRICA HUMANIZADA TANTO A NIVEL PÚBLICO COMO PRIVADO! TODAS TENEMOS DERECHO A UN PARTO DIGNO Y REPETADO

Es un hermoso trabajo, que fortalece la relacion padre-madre-hijo, se evita la violencia y el mercantilismo que esta rodeado tan hermoso acto de la vida

Muy buen trabajo reporteril!!!!!!!!!!1 exitos

Quiero contarles una anecdota, resulta q en una ocasión viajando para Caracas en conversa con el conduct, le hice referencia del parto en el agua. Y me dijo que había buscado en todas las clinicas de Valencia (las de mas prestig) para que sus hijos pudieran nacer de esta manera y ademas que queria estar presente. Me contó que un obstetra (amigo) le dijo que eso existia en país y era muy costoso. Se asombro mucho que se hiciera en un Hospital, con amor y gratis. Ya le envie este reportaje

De verdad la labor que cada dia se practica en el curso de parto humanizado, es admirable, se q lo hacen con esmero y por amor, les encanta su trabajo y la manera de traer al mundo a un ser de una manera totalmente diferente... Le doy gracias xq no solamente por hacer nacer a los niños de una manera diferente, comparten en las clses pre-natales para poder asi dar seguridad a todas aquellas mujeres q se sienten inseguras y con dudad de un embarazo, todo eso hace q sea una experiencia unica...

estas mujeres hacen q el parto sea mas placentero yo tengo 37 semanas y espero con ansias mi parto humanizado seria bueno q mas mujeres se unieran a esta labor tan hermosa y mas apoyo del gobierno seria bueno :)

Hay que reconocer la ardua y hermosa labor que estan desempeñando Sumire y Haydee, yo pertenesco a este programa desde que tengo 9 sememanas de embarazo, hoy en dia ya tengo 30 semanas y me considero una madre preparada para parir a mi bebe y hacer valer mis derechos y los suyos, por eso es importante que todas como madres nos hagamos respetar y luchemos junto al apoyo de estas dos mujeres por el parto humanizado y un nacimiento sin traumas para nuestros hijos!!!

BELLISIMO, MUY BUENO. HAY QUE TRABAJAR EN EL CAMBIO,, ROMPER PARADIGMAS. SI QUEREMOS UN NUEVO "INDIVIDUO" EN LA SOCIEDAD DEL FUTURO TENEMOS QUE COMENZAR CAMBIANDO EL HOY Y EL AHORA. GRACIAS EN NOMBRE DE TODAS LAS MUJERES, SUS FAMILIAS, PERSONAL DE SALUD POR DAR A CONOCER NUESTRO TRABAJO.

es importante resaltar la union de ambos padres, para asi formar una familia y sociedad linda que dios bendiga la maternidad

es importante resaltar la union de ambos padres, para asi formar una familia y sociedad linda que dios bendiga la maternidad

es importante resaltar la union de ambos padres, para asi formar una familia y sociedad linda que dios bendiga la maternidad

Quiero felicitarte por la gran labor que haces al darle este tipo de información a las mujeres que aun no saben lo maravilloso de dar a luz. felicidades y sigue adelante.

Este es un tema q´ tiene implicaciones de índole social, político, económico, sanitario etc...es por lo tanto muy importante y hay q´ darle la relevancia q´ merece. muy buen rerportaje, felicitaciones Jenny, gracias por informarnos. gracias a Sumiré y a haydee por esa labor tan maravillosa... Esta es la verdadera forma de luchar contra la violencia desatada que nos dejó el capitalismo y los pésimos gobiernos lacayos y mediocres. Esto es verdaderamente revolucionario.Viva Chávez, salud y pa´lante

!!Que hermoso,¡¡ saludos a esas dos mujeres Sumire Vivas y Haidee Pacheco que hacen posible el parto humanizado y gratis, estamos seguras que este trabajo va a contribuir a multiplicar esta experiencia, por una sociedad y el país bonito que aspiramos. Nuevamente gracias YVKE Mundial

hola a todos tengo 38 semana de gestación soy de Maracay. y aunque stoy bastante tranquila temo que a ultima hora pueda pasar de todo, mi deseo es dar a luz lo mas natural posible me llamo la atención esta pagina es muy buena e incluso tengo un familiar que la esposa dio a luz allí y dice que es una experiencia única. quisiera que me informaran mas y poder tener contacto para comunicarme

BUENAS NOCHES ...SOY MÉDICO RESIDENTE DE GINECOBBSTETRICIA DEL HOSPITAL UNIVERSITARIO DE CARACAS Y ESTOY EN MIRAS DE HACER MI TESIS SOBRE LAS VENTAJAS DEL PARTO VERTICAL..SI PUDIERAN DARME INFORMACIÓN SOBRE ESTUDIOS EN VZLA SE LOS AGRADECERÍA...SALUDOS....

me gustaria tener un numero telefonico donde poder contactar a los encargados de este bello metodo,, yo estoy n caracas y me gustaria que mi hijo naciera de esta forma.. quiero saber si yo puedo acceder a este mnetodo aun cuando no este recedenciado en la victoria,,,???

El programa de parto de agua es muy bonito, pero se debe tener como en todas las cosas una segunda opcion por si acaso la pelvis no dilata lo suficiente para que el bebe pueda nacer de forma natural.Acabo de leer la noticia que se murio un bebe en este metodo por que era muy grande y mama no lo pudo parir, la segunda opcion no fue aplicada y el resultado lamentable. Cuidado mujeres!

buenas tardes, me ah inbteresado este parto desde hace mucho tiempo, ahora estoy embarazada por primera vez (3 meses)quisiera comunicarme y saber donde puedo tener la asistencia.numero de telefono y direccion.Muchas Gracias!

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd><img><table><tr><td><th><tbody><div><p class="rtecenter"><h1><h2><h3><h4><b>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

Type the characters you see in this picture. (verificar usando audio)
Escriba los caracteres que ve en la imagen de arriba. Si no puede leerla, envíe el formulario y se creará una nueva imagen. No se diferencian mayúsculas de minúsculas.