Ministra de Comunicación a Gustavo Fernández: “Nos veremos en los tribunales” (+Comunicado)

Ministra de Comunicación a Gustavo Fernández: “Nos veremos en los tribunales” (+Comunicado)

Versión para impresiónSend by emailPDF version

La ministra del Poder Popular para la Comunicación, Delcy Rodríguez, emitió un comunicado el pasado 3 de enero en el que da a conocer las razones por las cuales difundió una lista con nombres, destinos, cédulas y fechas de salida del país de dirigentes opositores durante la temporada decembrina.
En el comunicado, en el cual se expone la diferencia entre lo personal y lo privado, Rodríguez asegura que verá a Gustavo Fernández en los tribunales luego de que este hiciera un llamado público a ultrajar su condición de mujer.
“Finalmente, al diputado Gustavo Fernández, quien hizo un llamado público a ultrajar mi condición de mujer, le informo que también nos veremos en los tribunales”, expresó la ministra.
Fernández, mediante su cuenta Twitter, @gustavocien, publicó el siguiente mensaje: "Malandra, en qué parte de la Constitución está prohibido viajar en Navidad. Lo que está expresamente prohibido es violar la privacidad".
Lea el comunicado de la ministra:
Disfrutando de tres días de vacaciones en Venezuela intento comprender el concepto de privacidad alegado por la dirigencia opositora sobre sus destinos turísticos.
Permítanme aclarar que no todo lo personal es privado, menos aún en el ámbito funcionarial donde la responsabilidad pública se impone. Por ejemplo, es de interés público conocer de los fondos a través de los cuales se cancelaron los costos de vuelos privados al exterior. ¿Fueron donaciones? ¿Pago de favores? ¿Fondos familiares? (Si así fuere, ¿esos fondos están reflejados en la declaración jurada de bienes obligatoria para los funcionarios públicos?). Esto lo digo como ejemplo del carácter público que esta información conlleva, puesto que, por ejemplo, los habitantes del estado Miranda tienen derecho a saber el origen de los fondos en divisas con las que el gobernador regional costea sus viajes.
Privado es la intimidad del hogar, que es constitucionalmente inviolable. Privado es la salud de las personas; objeto incluso de protecciones profesionales derivadas del ejercicio de quienes cuidan la salud de las personas; verbigracia, el secreto profesional en materia de salud. Incluso hasta el secreto profesional de protección de la fuente periodística.
Me voy a detener a desvestir la doble moral de la dirigencia de la opositora local y la derecha mundial, a quien poco le importó inmiscuirse en lo más sagrado de las personas como su condición de enfermedad. El pueblo de Venezuela, hijos, padres, amigos, el pueblo todo, tuvo que soportar inclementes ataques de naturaleza despiadada para referirse a nuestro Comandante Eterno y su enfermedad.
La opinión pública decente del mundo asistió anonadada al más repulsivo montaje de fotografías, falsos informes médicos, vilipendios y mentiras pergeñadas para insultar a nuestro Comandante Eterno y a todo el pueblo de Venezuela, por esta misma dirigencia de la derecha que ahora chilla. Simplemente porque dijimos que estaban en Miami, Nueva York o los Alpes suizos.
Para esa dirigencia hipócrita no existió Constitución ni derechos humanos que frenaran los ataques contra nuestro Comandante Supremo.
¿Ahora resulta que un viaje internacional se pretende considerar como secreto? ¿En base a cuál ley? ¿La misma que han alegado cada vez que han atentado contra la institucionalidad democrática y constitucional de Venezuela? Los amos del valle mantienen intacta la doble moral, hipocresía e infundada racionalidad que los caracteriza a ellos y a sus mandaderos mundiales.
A los que amenazan con acciones judiciales, por informar asuntos de interés público, comunicacional y de dominio NO PRIVADO, les informo que yo también tengo Inpreabogado, y con muchísimo gusto los espero en los tribunales de la República
A quienes con insultos pretenden descalificar mi accionar como miembro del gabinete del primer presidente obrero y chavista de Venezuela, Nicolás Maduro, sepan que su odio y violencia solo sirven para reafirmar nuestra indeclinable vocación de mantenernos al lado de las fuerzas creadoras de la Revolución Bolivariana.
Finalmente, al diputado Gustavo Fernández, quien hizo un llamado público a ultrajar mi condición de mujer, le informo que también nos veremos en los tribunales.
Delcy Rodríguez Gómez
Ministra del Poder Popular para la Comunicación y la Información