Aprobados 177 millones de dólares para fortalecer industria cementera nacional

Aprobados 177 millones de dólares para fortalecer industria cementera nacional

Versión para impresiónSend by emailPDF version

El presidente, Hugo Chávez, aprobó recursos por 177 millones de dólares destinados al pago total de las acciones de la Fábrica Nacional de Cementos, empresa nacionalizada el 18 de junio de 2008.

El pago, que se realizará en cuatro partes, corresponde a la transferencia de las acciones por parte de la empresa francesa Lafarge al Estado venezolano, para ser adquiridas por la Corporación Socialista del Cemento con recursos provenientes del Fondo de Desarrollo Nacional (Fonden).

Dicha nacionalización, que forma parte del Plan Nacional Simón Bolívar, garantiza la entrega del cemento a las comunidades para obras de rehabilitación y sustitución de viviendas, igualmente, asegura el impulso de industrias estratégicas para el desarrollo nacional.

Esta democratización del cemento fortalece a las empresas de propiedad social relacionadas con el área de la construcción, como son las bloqueras, herrerías y carpinterías, asimismo, establece una relación directa entre el productor y la comunidad.

De octubre de 2009 a mayo de 2010, a través de la Red Alternativa de Intercambio Socialista (RAIS), han sido beneficiadas 73 mil 430 personas, de 600 Consejos Comunales, con la entrega de 64 mil toneladas de cemento para la sustitución de seis mil 429 ranchos por viviendas dignas y ocho mil 217 rehabilitaciones de casas.

El RAIS es un mecanismo para la adquisición de cemento por parte de las comunidades organizadas a un precio regulado (Bs. 9,35), el cual ha brindado resultados en localidades de los estados Aragua, Carabobo, Guárico y Lara, donde han sido conformadas las “brigadas de autoconstrucción” para la ejecución de proyectos.

Ana Barrios, vocera principal del Consejo Comunal Los Flores Lomas de Pica Pica, reconoce el beneficio obtenido a través de la aplicación de este plan para resolver la problemática de las viviendas en el municipio Juan Germán Roscio del estado Guárico.

“Hemos podido ahorrarnos 40 por ciento, aproximadamente, y lo hemos invertido en obras sociales para la escuela, incluso hemos ayudado a comunidades vecinas que necesitaban rehabilitar sus casas porque sufrían mucho cuando venían las lluvias”, comenta.

De igual manera, el recurso humano de las empresas nacionalizadas (Cemex, Holcim y Lafarge), ha recibido mejoras en sus condiciones laborales, como el incremento de la cobertura de la póliza de HCM, actualización y firmas de contratos colectivos, pagos de pasivos laborales, planes de estudio con las misiones Ribas y Sucre, e incorporación del personal de las antiguas contratistas que no gozaban de derechos laborales (tercerizados).

Juan Carlos Reyes, obrero de la Planta La Bandera, trabajó más de un año tercerizado y ahora lleva cuatro meses en la nómina fija, actualmente sostiene que “Con el sueldo, las horas extras y cestatickets, tengo mayor holgura. El HCM de Cementos de Venezuela, tiene una mayor cobertura, eso me hace sentir más seguro”.

Con la nacionalización del cemento también se ha impulsado el desarrollo de la infraestructura del país, por medio de la entrega de un mil 409 metros cúbicos para la construcción de la tercera fase de la planta eléctrica Termozulia y 300 metros cúbicos para la cimentación de 468 kilómetros del Sistema Ferroviario Nacional, en el tramo Tinaco – Anaco, entre Guárico y Anzoátegui.