Aprobada Declaración de Santa Cruz en Cumbre G77+China

Aprobada Declaración de Santa Cruz en Cumbre G77+China

Versión para impresiónSend by emailPDF version

La Declaración de Santa Cruz, que fue aprobada por los participantes de la Cumbre del Grupo de los 77 más China (G77+China), establece la erradicación de la pobreza como el objetivo central y conductor de la agenda de desarrollo post 2015, informó el presidente pro témpore de esta instancia internacional, Evo Morales.
"La erradicación de la pobreza es el mayor problema que afronta el mundo (...) debe seguir siendo el objetivo central y conductor para el desarrollo de 2015", dijo Morales en el Centro de Convenciones de Santa Cruz en Bolivia, donde se desarrolló el encuentro este fin de semana.
El presidente de Bolivia mencionó que la Declaración de Santa Cruz contempla 242 puntos, que enmarca la hoja de ruta de este mecanismo de cooperación para los próximos años.
En este documento, ratifican los principios de unidad, complementariedad y solidaridad; la construcción de un nuevo orden mundial que pretende restablecer un sistema más justo y democrático que beneficie a los pueblos, refiere la nota de la Agencia Boliviana de Información (ABI).
Entre los puntos más destacados, Morales mencionó que se trabajará en temas importantes como el cambio climático, la solidaridad sobre la situación en las Malvinas de Argentina, así como el bloque económico impuesto por Estados Unidos contra Cuba, y las continuas violaciones contra Palestina.
También se rechazan leyes y reglamentos con efecto extraterritorial y todas las demás formas de medidas coercitivas, incluidas las sanciones unilaterales contra países en desarrollo. "Reiteramos la urgente necesidad de eliminarlos inmediatamente", expresó Morales.
Asimismo, rechazan las listas y certificaciones unilaterales por parte de países desarrollados que afectan a los países en desarrollo en particular a las referidas a terrorismo, narcotráfico, trata de personas y otras de similar carácter.
También, la declaración hace énfasis en el problema de desigualdad, situación que se agrava por patrones de consumo y producción insostenibles en los países desarrollados.
En el documento se manifiesta que algunos países impulsan el paradigma del vivir bien en armonía con la naturaleza, se reafirma el derecho del pueblo sobre sus riquezas, se incluye los valores ancestrales del "no seas ladrón, no seas mentiroso y no seas flojo".
Se reclama la inmediata eliminación de formas subsidiarias de la agricultura, se expresa el compromiso de lograr la igualdad de los derechos de las mujeres.
Además, los jefes de Estado integrantes del G77+China reconocen el masticado de hoja de coca como manifestación cultural ancestral de pueblos de la región andina, que debe ser respetado por la comunidad internacional.
De igual forma, se reitera la importancia de permitir que los fondos buitre paralicen la reestructuración de la deuda externa de los países, así como se recalca la necesidad de contar con un sistema de calificación más transparente y se condena el espionaje.
Durante esta cumbre que se desarrolló sábado y domingo en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, fueron aprobados por consenso dos resoluciones, una de ellas para la conformación de un Instituto Descolonizador en pro del desarrollo integral de los pueblos del hemisferio Sur y la resolución en apoyo a Venezuela.
Los 133 países que integran el G77+China han respaldado la posición de Venezuela en la defensa por su soberanía ante los continuos ataques del gobierno de Estados Unidos y sus aliados.