Aplazados los Juegos Bolivarianos Sucre 2009

Aplazados los Juegos Bolivarianos Sucre 2009

Versión para impresiónSend by emailPDF version

La reunión sostenida por la ODEBO en la ciudad de Guayaquil, Ecuador, el martes 30 de junio dejó una noticia que era esperada por los seis países que integran al organismo, el aplazamiento de los Juegos Bolivarianos Sucre 2009 por dos meses. Ahora, en lugar de efectuarse entre el 12 y 24 de septiembre, se llevarán a cabo entre el 14 y 26 de noviembre.

La ministra del Poder Popular para el Deporte, Victoria Mata, ya sostuvo una reunión con la viceministra de Deporte de Rendimiento Elsa García, para de inmediato, activar las estrategias que conllevará esta reprogramación que le fue informada a través del despacho del Viceministro de Deportes de Bolivia, Víctor Barrientos.

“Sabemos que las obras en Sucre presentaban un fuerte retraso, por lo que la creemos que la ODEBO tomó una decisión acertada para preservar el interés de Bolivia, ya que sus ambiciosos proyectos de infraestructura serán de gran utilidad para el desarrollo deportivo en ese hermano país, sin embargo, claro está, esto trastoca los planes de preparación que venían sosteniendo nuestros atletas, por eso desde ya estamos trabajando para saber cómo afrontaremos esta nueva realidad”.

Elsa García, viceministra de Deporte de Rendimiento del Ministerio del Poder Popular para el Deporte ya se encuentra planificando junto a Mihai Zissu, Director de Alto Rendimiento, el cronograma de reuniones con las distintas comisiones técnicas de las disciplinas criollas que verán acción en los Bolivarianos.

“En Mindeporte estamos esperando el regreso de Guayaquil del presidente Comité Olímpico Venezolano, Eduardo Álvarez, para reunirnos y juntos estudiar la información detallada de todos los acuerdos a los que se llegó en esa reunión de la ODEBO, no sólo el relativo al aplazamiento, sino también a la mudanza de deportes como el bádminton, que ahora se disputará en Lima, y a otros detalles técnicos como la inscripción de la delegación”.

Este aplazamiento de dos meses implica un cambio importante de estrategias, explica García, quien en un primer momento evalúa que el primer impacto será presupuestario. “Ahora debemos iniciar la reprogramación de viajes preparatorios, evaluar en cuáles deportes debemos extender las concentraciones permanentes y verificar cuáles disciplinas requerirán aún aclimatación para competir en las condiciones de Sucre (ubicada a 2.650 metros sobre el nivel del mar)”.

Además, enfatiza García, hay un asunto esencial como es el nuevo cronograma de competencia. “Una vez que el profesor Álvarez nos informe en detalle sabremos si el orden de competición de las disciplinas se mantuvo igual o si por el contrario también hubo reajustes allí”.

De acuerdo a esa información, Mindeporte realizará una evaluación de calendarios competitivos por disciplinas para verificar si eventos de carácter mundial o regional coinciden con las nuevas fechas, de ser así “habría que establecer prioridades e incluso, conjuntamente con las federaciones deportivas criollas, pensar en modificar un poco las selecciones que ya se habían anunciado. Esas reuniones con las federaciones tienen carácter de urgencia para nosotros en este momento”.

Uno de los elementos que más preocupa a los técnicos de Mindeporte es el cronograma de preparación, así lo refrenda Zissu: “Ahora los ciclos de preparación deben ser modificados, según los cronogramas que manejábamos, por supuesto que nuestros atletas alcanzarían su forma deportiva óptima en septiembre, ahora las comisiones técnicas del Ministerio y de las federaciones deportivas debemos sentarnos para evaluar cómo, sin afectar la calidad del entrenamiento o la misma salud del atleta, hacer que ellos alcancen este estado óptimo para la segunda quincena de noviembre”.

Un detalle que también es importante a tomar en cuenta es el cronograma de estudios de los deportistas, añade Zissu. “Una gran parte de nuestros atletas son jóvenes que compaginan sus estudios con la disciplina deportiva, cuando observamos la nueva fecha nos damos cuenta que ellos estarán en pleno período de clases, eso es un tema que también se debe evaluar para tomar las decisiones más adecuadas”.