Volcán de Fuego en Guatemala dispara alertas tras otra fase eruptiva

Con constantes explosiones

Volcán de Fuego en Guatemala dispara alertas tras otra fase eruptiva

Versión para impresiónSend by emailPDF version
Foto: Archivo
YVKE Mundial/ Prensa Latina
El paso por la Ruta Nacional 14 se encuentra este martes interrumpido, tras comenzar su cuarta fase eruptiva el volcán de Fuego, alertó el Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh).

Un boletín de la institución confirmó que el cono registra constantes explosiones entre débiles y moderadas, así como una columna de ceniza a una altura aproximada de 4 mil 800 metros sobre nivel del mar, que se desplaza a 20 kilómetros al oeste y suroeste.

Esta actividad origina caída de ceniza particularmente en Panimaché, El Porvenir, Morelia, Santa Sofia, Sangre de Cristo, Finca Palo Verde, San Pedro Yepocapa, las comunidades más cercanas al volcán.

Días atrás el Insivumeh advertió sobre la posibilidad de una nueva erupción, por lo que el monitoreo era constante en las últimas horas.

De acuerdo con la fuente, hay un pulso incandescente en el cráter, que se eleva a una altura aproximada de 200 a 300 metros, lo cual produce avalanchas débiles y moderadas en el contorno, aunque algunas alcanzan trayectos largos hasta la vegetación en dirección a las barrancas Seca y Taniluyá.

También hay flujos de lava de mil metros en dirección a la barranca Ceniza y las explosiones son acompañadas de retumbos débiles y moderados que provocan vibración en techos y ventanas de viviendas cercanas al coloso.

Voceros de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), anunciaron que desde horas tempranas visitan a los pobladores para informarles de la situación, principalmente en las áreas de Chimaltenango, Sacatepéquez y Escuintla.

La Conred pidió a los habitantes de la zona estar atentos a la información oficial y evitar rumores, pues en las redes sociales comenzaron a circular mensajes de alarma.

Después de la erupción del pasado 3 de junio, cuando fallecieron casi 200 personas y 1,7 millones resultaron damnificadas, las instituciones encargadas de velar por una evacuación oportuna se mantienen alertas para evitar un desastre similar.

Categoria:

Dejanos un comentario