Venezuela evoca fuerza de resistencia y victoria del General Sandino ante agresión imperialista

Maduro conmemora 85 años de la siembra del líder nicaragüense

Venezuela evoca fuerza de resistencia y victoria del General Sandino ante agresión imperialista

Versión para impresiónSend by emailPDF version
Foto: @NicolasMaduro
Yvke Mundial/Magdalena Valdez

El Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, conmemoró este jueves los 85 años de la partida física del General de Hombres y Mujeres Libres, Augusto César Sandino.

El Jefe del Estado destacó que hoy, cuando el imperialismo estadounidense pretende una vez más atentar contra la soberanía de un pueblo que decidió ser libre (Venezuela), evocamos la fuerza de resistencia y victoria de Sandino

El Mandatario a través de su cuenta en la red social Twitter @NicolasMaduro escribió: Hoy, cuando el imperialismo estadounidense pretende una vez más atentar contra la soberanía de un pueblo que decidió ser libre, evocamos la fuerza de resistencia y victoria del General de Hombres y Mujeres Libres, Augusto C. Sandino, a 85 años de su siembra.

Vale resaltar que el 21 de febrero de 1934, es asesinado en Managua, Nicaragua, Augusto Nicolás Calderón Sandino, más conocido como Augusto César Sandino, patriota y revolucionario nicaragüense, quien luchó tenazmente contra la ocupación y la intervención norteamericana en su país hasta obligar a los Estados Unidos a retirar sus tropas.

Nacido en Niquinohomo, Nicaragua, el 18 de mayo de 1893, miembro de una humilde familia trabajó como minero en Nicaragua, Honduras y México. En 1926 Sandino regresó a su patria, que había sido ocupado desde 1916 por tropas estadounidenses dedicadas a defender los intereses de las compañías fruteras de Estados Unidos y, decidido a luchar en favor de la autonomía nacional, afectada por el convenio Bryan-Chamorro y por la firma del tratado Stimpson-Moncada, reunió un grupo de guerrilleros y se alzó en armas.

Durante seis años combatió contra las tropas de diferentes gobiernos apoyados por Estados Unidos, al término de los cuales había logrado aglutinar a su alrededor a unos tres mil hombres y se había ganado la admiración popular. Organizada bajo su mando, la guerrilla rebelde se refugió en las selvas de Nueva Segovia, donde prácticamente se tornó invencible.

Al no poder derrotarlo, el presidente estadounidense Herbert C. Hoover ordenó la retirada de las tropas desplegadas en Nicaragua.

Categoria:

Dejanos un comentario