Venezuela aboga por resultados definitivos en investigación sobre uso de armas químicas en Siria

La Resolución fue aprobada con 14 votos a favor

Venezuela aboga por resultados definitivos en investigación sobre uso de armas químicas en Siria

Versión para impresiónSend by emailPDF version
Foto: MPPRE
MPPRE

La República Bolivariana de Venezuela se abstuvo este viernes en el marco de una votación del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, sobre un  proyecto de Resolución presentado por los Estados Unidos de América en el cual se prejuzga la investigación que lleva a cabo la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ) en el conflicto que afecta a la República Árabe Siria, toda vez que la misma aún se encuentra en curso, y enfatizó en el rechazo al uso de armas químicas en tanto que un “acto abominable”.

El Embajador de Venezuela ante esa organización, Rafael Ramírez, expresó que la abstención de Venezuela es motivada a que los resultados de la investigación sobre  el uso de gas de cloro no pueden considerarse definitivos, y resulta fundamental que se concluya la investigación para determinar las responsabilidades de tales actos, indicando que Siria se encuentra asediada por la “barbarie de grupos terroristas”.

Adicionalmente, Ramírez indicó que la OPAQ ha informado que las armas químicas declaradas por Siria fueron removidas del territorio, en el marco de la Resolución 2118 del Consejo de Seguridad, y reiteró el llamado a que el conflicto en Siria sea resuelto por la vía de la negociación, tal como se adelanta con las conversaciones de Moscú y El Cairo, y no se abra un “camino peligroso” para que el uso de la fuerza entorpezca la solución política, según lo establecido en el Capítulo VI de la Carta de las Naciones Unidas.

La Resolución fue aprobada por 14 votos a favor y la abstención de Venezuela.

A continuación, el discurso completo del Embajador Ramírez ante el Consejo de Seguridad este viernes: 

 

Señor Presidente,

 

La República Bolivariana de Venezuela ha votado abstención la resolución relativa a las armas químicas en la República de Siria, por considerar que la misma prejuzga el resultado del proceso de investigación que lleva a cabo la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) vinculado al uso de gas cloro como arma química en el conflicto que afecta a ese país.

A tal efecto, consideramos necesario que previo a la adopción de una resolución, como ésta donde nos abstenemos, al respecto, se concluya la investigación a objeto de determinar las responsabilidades sobre la comisión de tan abominable acto, sobre todo cuando Siria es víctima de la barbarie de grupos terroristas que se han trasladado a ese país con la finalidad de sembrar el odio, la intolerancia y la violencia; los cuales cuentan con una importante capacidad militar.

Venezuela condena el uso de armas químicas en cualquier parte del mundo, cualesquiera sean las circunstancias y los motivos, por lo que su utilización constituye un crimen de guerra.

Consideramos como un hecho muy importante en este tema la información brindada por la OPAQ de que todas las armas químicas declaradas por Siria han sido removidas de su territorio, lo cual demuestra la voluntad y el compromiso de sus autoridades de observar estrictamente la resolución 2118 y las disposiciones contenidas en la Convención sobre la Prohibición de las Armas Químicas. Con la información presentada por la OPAQ sobre la remoción de las armas químicas, se pone de relieve que Siria ha implementado a cabalidad las disposiciones de la resolución 2118.

Reiteramos nuestro llamado a la solución pacífica del conflicto entre todas las partes, con arreglo al Capítulo VI de la Carta de las Naciones Unidas. En tal sentido, reafirmamos nuestro total apoyo a las gestiones diplomáticas desplegadas por el Enviado Especial del Secretario General, Staffan de Mistura, a favor del logro de una paz firme y duradera, con la plena participación de todos los sectores de la sociedad siria. Quisiéramos alertar, de manera responsable, que la resolución en la cual nos abstenemos, abre un camino peligroso al uso de la fuerza que puede torpedear el proceso de diálogo que se ha venido promoviendo bajo las iniciativas de Moscú, El Cairo  y Naciones Unidas para resolver pacíficamente el conflicto.

 

Muchas gracias

Categoria:

Dejanos un comentario