Un hombre esperó 52 años para ser exonerado de un asesinato que no cometió

“Lamento mucho lo que le ocurrió"

Un hombre esperó 52 años para ser exonerado de un asesinato que no cometió

Versión para impresiónSend by emailPDF version
(Foto. Archivo)
N24

Paul Gatling consiguió este lunes que una jueza le exonerase de un crimen por el que le culparon 52 años y que no cometió, informó la prensa local.

El afroamericano, escuchó como una jueza de la Corte Suprema del condado de Brooklyn le exoneró del crimen del escultor Lawrence Rothbort, asesinado de disparos en el pecho en 1964.

“Hay mucha agua pasando bajo el puente. Pero ese puente está todavía de pié. Ese puente es el puente a la vida para mi. Viví una vida que no fue una vida”, dijo en la corte tras ser exonerado del crimen.

Gatling, ahora con 81 años, se declaró entonces culpable del crimen para evitar ser sentenciado a la pena de muerte que existía para esa fecha en este estado, aunque siempre reiteró su inocencia.

“Lamento mucho lo que le ocurrió y espero que este proceso le haya traído algo de paz”, le dijo la jueza durante la audiencia de este lunes, en la que su esposa no pudo evitar las lágrimas, señala el diario “New York Post”.

Tras haber cumplido nueve años de cárcel, Gatling, un veterano de la Guerra de Corea, quedó en libertad en 1974 cuando el entonces gobernador Nelson Rockefeller le conmutó la sentencia pero en los récords permanecía como convicto por asesinato.

Fue acusado y convicto, pese a que ninguna evidencia le vinculó con el crimen, por el testimonio de la esposa de Rothbort, que estaba embarazada, y de un hombre, identificado como Grady Reaves, quien declaró a la policía que vio a Gatling en la cuadra donde mataron al escultor luego de ocurrido los disparos.

Reaves, de acuerdo con las autoridades, era un frecuente testigo de múltiples casos y conocido por haber cometido perjurio al menos en una ocasión, así como violencia doméstica contra su mujer presuntamente.

Gatling abandonó Nueva York tras su libertad y se estableció en Virginia desde donde continuó peleando por su exoneración, que finalmente ocurrió hoy, cinco décadas más tarde gracias a la abogada Malvina Nathanson y a la fiscalía de Brooklyn que se ha dado a la tarea de revisar varios casos.

“Por más de 50 años Gatling ha tenido una convicción errónea en su récord y ha tenido que vivir como un asesino”, dijo el fiscal de Brooklyn Ken Thompson, que pidió al tribunal la exoneración de Gatling.

En dos años se han liberado a 20 personas convictas por crímenes que no cometieron. “Esto se acabó. Voy a pasar tiempo con mi esposa, disfrutar con mis hijos y nietos”, señaló.

Categoria:

Dejanos un comentario