Un día como hoy nace el prócer José Francisco Bermúdez

23 de enero de 1782

Un día como hoy nace el prócer José Francisco Bermúdez

Versión para impresiónSend by emailPDF version
José Francisco Bermúdez, uno de los grandes caudillos del Oriente del país/ Foto: Archivo
Yvke Mundial/ Prensa PGR

Hace 233 años, nació en San José de Areocuar, estado Sucre, el 23 de enero de 1782, José Francisco Bermúdez, prócer de la independencia patria, a quien sus seguidores llamaron José Francisco Pueblo tras la revolución de 1810, pues asumió el liderazgo de las clases populares, cuya reivindicación fue siempre el fin último de su acción revolucionaria.

Fueron sus padres Francisco Antonio Bermúdez de Castro y Casanova y Josefa Antonia Figuera de Cáceres y Sotillo. Ayudó a sofocar la insurrección de los catalanes en 1811 y fue contra Barcelona a las órdenes de don Vicente Sucre. En 1812 Bermúdez se marcha a Trinidad. Después de la famosa acción de Chacachacare, realizó con éxito una intensa campaña en pueblos orientales, hasta que en 1814 se puso a las órdenes de Mariño y con el grado de Coronel su unió a Bolívar para participar en la primera batalla de Carabobo.

Derrotados los patriotas en La Puerta, muchos se fueron a Oriente; entre ellos el propio Bermúdez, que junto con Bolívar sufrió un serio revés en la Batalla de Aragua. Pero muy pronto obtuvo el desquite venciendo al jefe realista Morales, que tenía a sus órdenes 6.000 soldados, a quienes se enfrentaron apenas 1.300 patriotas. Sabedor de que Boves había ocupado a Cumaná, Bermúdez le hizo frente, aunque fue derrotado en Los Magüeyes. Luego, junto con Ribas, se vio seriamente comprometido en la batalla de Urica, en la que a pesar de la muerte de Boves, sufrieron los patriotas el más terrible descalabro.

Bermúdez fue al exilio, primero a Cartagena y luego a Haití. En esta isla, Bolívar organizaba una expedición que saldría de los Cayos. Al negarse Bermúdez a reconocer la autoridad del Libertador, éste ordena dejarlo fuera de la expedición. De todos modos, Bermúdez viajó oculto, y en Güiría tiene un fuerte altercado con el Libertador, hasta el punto de desenvainar la espada pero, afortunadamente, Santigo Mariño se interpuso y evitó un funesto desenlace.

Más adelante, habiendo ambos jefes superado sus diferencias, Bolívar le da a Bermudez instrucciones de poner sitio a Angostura, y el general oriental logra el rendimiento de esa ciudad el 17 de julio de 1817. Ascendido a General de División, asumió ese mismo año la Comandancia de la Provincia de Cumaná, siendo ascendido a General en Jefe dos años más tarde, con el Ejército de Oriente a sus órdenes.

Durante la campaña de Carabobo, Bolívar ordena a Bermúdez actuar, como parte de la estrategia general, que actúe desde el Oriente y ocupe Caracas, lo cual concretó el 14 de mayo de 1821 y, aunque derrotado en la batalla de El Calvario, logró distraer a las fuerzas que podían ir a auxiliar a los realistas en Carabobo. El Libertador le transmitió la importancia del encargo por escrito: "Si usted logra atraer sobre el Ejército de Oriente en Caracas o en los Valles de Aragua y entretener por algún tiempo alguna división respetable del enemigo, la campaña está decidida a nuestro favor, porque el resto del ejército español no puede resistirnos".

Tras la Batalla Naval de Maracaibo, en 1823, acude a pacificar a Río Hacha y, cumplido este cometido, regresó para apoyar a Páez contra los alzados de Puerto Cabello. Una vez rendida esta plaza, Bermúdez fue destinado a Cumaná con el cargo de Intendente y Comandante del Departamento.

Este impetuoso General, de brillante trayectoria republicana, acabó sus días asesinado de un balazo en Cumaná, el 15 de diciembre de 1831, víctima de un coterráneo, de apellido Berrizbeitía, por causas todavía discutibles. Sus restos reposan en el Panteón Nacional desde el 5 de noviembre de 1877.

Categoria:

Dejanos un comentario