Trump intensificó controles fronterizos y dijo que EEUU estaba lleno

Luego de un despliegue en la frontera con México

Trump intensificó controles fronterizos y dijo que EEUU estaba lleno

Versión para impresiónSend by emailPDF version
Foto: Referencial
Yvke Mundial / AVN

La medida del presidente Donald Trump de intensificar el cerco contra los migrantes procedentes de Centroamérica, con el despliegue de 750 agentes más en la frontera con México, provocará retrasos en el comercio y el tránsito de vehículos en la zona, pero la considera necesaria, indicó el mandatario en su cuenta twitter, informó HispanTV

Trump tuiteo el sábado en su cuenta y escribió que "Hemos reubicado a 750 agentes de puertos de entrada específicos de la frontera sur para ayudar con la llegada a gran escala de migrantes ilegales que intentan entrar al país".

El huésped de la Casa Blanca visitó el viernes la ciudad fronteriza de Calexico, en California, donde alzó la voz para señalar que "EEUU está lleno", no puede recibir a más migrantes y que, por lo tanto, se tienen que dar la vuelta.

El inquilino de la Casa Blanca aceptó que la medida provocará retrasos en el comercio y el tránsito de vehículos en la zona, no obstante, la consideró necesaria hasta que México aplique sus "poderosas leyes migratorias" para impedir el ingreso de los migrantes a territorio estadounidense.

Así, Trump apostilló: "Hasta que México acabe con esta ridícula y enorme migración, nos centraremos en la seguridad fronteriza, no en los puertos de entrada".

Subrayó, además, la necesidad de que exista una cooperación entre los demócratas y los republicanos en el Congreso del país norteamericano para alcanzar un acuerdo sobre el muro fronterizo y la inmigración, pues, a su juicio, hay "tontas lagunas" en sus leyes de inmigración.

En ese orden, reiteró: "Una vez que eso suceda, todo será fluido. ¡NUNCA podemos permitir Fronteras Abiertas!"

Recuerda la agencia que el 15 de febrero, Trump declaró una emergencia nacional para desviar fondos estatales sin la autorización del Congreso y construir su polémico muro. Un mes después, el 15 de marzo, emitió su primer veto para rechazar una resolución del Congreso (aprobada por ambos partidos en el Senado y la Cámara de Representantes) que cancelaba su declaración de emergencia.

El mandatario norteamericano ha amenazado con cerrar la frontera si no se llega a un acuerdo con los demócratas. El cierre de la frontera frenaría la economía del sector manufacturero de la zona. Además, pondría en riesgo 5 millones de empleos estadounidenses que dependen del comercio con México, interrumpiría el flujo diario de 1700 millones de productos y, sobre todo, afectaría a los fabricantes de automóviles.

Categoria:

Dejanos un comentario