Reactivación económica y diversas obras hacen crecer a Vargas a 15 años de la tragedia

Poder Popular dignificado

Reactivación económica y diversas obras hacen crecer a Vargas a 15 años de la tragedia

Versión para impresiónSend by emailPDF version
Foto: Archivo.
YVKE Mundial/ AVN

Con el deslave en Vargas se perdieron cerca de 3.000 puestos de trabajo. Hoy, no sólo con la construcción de obras sino con la consolidación de otras empresas públicas como Bolipuertos, Conviasa y Aeropostal, sólo por nombrar algunas, se ha logrado disminuir considerablemente el desempleo, que a nivel nacional se ubica en 7%.

Hace 15 años, cuando se registró la mayor tragedia humana del país, la región mostraba un panorama que dista en mucho de la realidad actual.

El deslave registrado en la entidad el 15 de diciembre de 1999 dejó miles de muertos, 100.000 viviendas destruidas y afectaciones en las principales vías de la entidad.

El Vargas de hoy, con nuevas obras, crecido en servicios y con un sostenido plan de embellecimiento, es atractivo para el inversionista.  En el presente, 30 empresas edifican centros comerciales, hoteles y condominios, como reflejo de este impulso económico.

Esto ha incluido la incorporación al sector formal de cerca de mil comerciantes, reubicados en mercados comunitarios de Maiquetía y Catia La Mar. Actualmente, se construye otro mercado en Naiguatá, donde serán reubicados 80 comerciantes más.

“Estamos hablando de un estado que emergió de las cenizas. Y la gloria de Vargas fue no haber perdido la fe. Puedo decir que hoy me siento orgulloso de ser el gobernador de uno de los estados que más crecido en cuanto a condición de vida”, destacó el gobernador de la entidad Jorge Luis García Carneiro, quien la semana pasada ofreció un balance de la gestión del Gobierno Bolivariano a 15 años de la tragedia de Vargas.

Crecer con obras

Los primeros pasos dados por la gestión socialista se centraron en resolver los problemas de seguridad, vivienda, vialidad y saneamiento ambiental.

En materia de salud, se rehabilitó la red de ambulatorios y hospitales, y se construyeron nuevos centros asistenciales. La Misión Milagro asentó su sede cerca del aeropuerto de Maiquetía y se abrieron servicios como el banco de osteosíntesis, quimioterapia y el banco de sangre; así como la ampliación de la emergencia y la morgue en el Periférico de Pariata.

La rehabilitación vial comenzó con la construcción de las paradas modelo y la restitución de túneles peatonales en las parroquias centrales. También se construyeron tres elevados viales y se proyecta un cuarto frente al terminal de pajeros del Puerto de La Guaira.

Se erigieron nuevos tramos de la carretera de Galipán (Macuto), se construyó desde cero la de Chichiriviche de La  Costa (Carayaca) y la del sector Paraíso Azul (Catia La Mar).

En Carayaca, por autogestión, se han rehabilitado numerosos tramos de carreteras rurales, lo que ha ido de la mano con una política de estímulo al agro productor.

Hacia el este, se instaló el tendido eléctrico vial entre Tanaguarena y Naiguatá con el apoyo de la Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec), la cual se extenderá hasta Los Caracas.

Sólo en Catia La Mar se construyó una plaza mayor, un mercado comunitario, un parador turístico playero, el puente de Mamo y el terminal de pasajeros de La Zorra, el más moderno terminal terrestre del país. “Lo que le falta es la pista para parecer un aeropuerto”, comentó el gobernador.

Además se edificó el estadio de béisbol menor de Marapa Marina y actualmente se rehabilita el estadio de béisbol César Nieves, lo que incluye estacionamientos y un nuevo boulevard, y se erige un centro comercial comunitario en la antigua Almacenadora Caracas.

Resalta la construcción de la avenida Bicentenario, la cual une por la costa a las parroquias Urimare y Carlos Soublette, en cuyo trayecto se desarrolla un complejo habitacional de 42 torres, experiencia única en el país de intervención total del hábitat con escuelas, liceos y un gimnasio vertical. Situación similar ocurrió en el urbanismo Hugo Rafael Chávez Frías, con más de 4.000 viviendas y todos los servicios.

En La Guaira se edifica un segundo terminal de pasajeros y la plaza Bolívar de La Guaira, además de un nuevo gimnasio vertical. Se rescata el Cementerio de los Ingleses, que data de finales del siglo XIX, el cual se convertirá en un centro cultural.

En Macuto se amplió la avenida Álamo, se construye un parque temático y el estadio de béisbol Carlos “Café” Martínez. Esto sin dejar de lado al recién construido Complejo Deportivo de Playa Hugo Chávez.

Hacia Caraballeda destaca el Complejo Ferial, espacio para conciertos y actividades públicas  masivas, y la actual construcción de un parque acuático.

Todas estas obras han estado acompañadas por jornadas constantes de ornato, reforestación y pintura, colocación de parques infantiles y biosaludables en bulevares y espacios deportivos.

Vargas es, sin dudas, uno de los mejores ejemplos de la articulación de todos los niveles de gobierno a favor del gentilicio de un pueblo que logró resurgir de su tragedia.

/N.A

Categoria:

Dejanos un comentario