Quebró empresa de EEUU productora de petróleo por fracking

La práctica es letal para el medio ambiente

Quebró empresa de EEUU productora de petróleo por fracking

Versión para impresiónSend by emailPDF version
El método fracking afecta la salud del pueblo estadounidense/ Foto: Cortesía Sands Weems
Yvke Mundial/ AVN/ TeleSur

La empresa WBH Energy, con sede en Texas, Estados Unidos, dedicada a la perforación destinada a extraer petróleo de esquisto, se declaró en quiebra, lo que representa el primer fracaso del transitorio auge del método de perforación hidráulica o fracking, letal para el medio ambiente.

El diario Wall Street Journal, reseñado por Telesur, publicó que la mencionada petrolera solicitó el domingo acogerse a la suspensión de pagos dentro de la protección de las leyes de bancarrota de Estados Unidos.

El mencionado diario refirió que la situación financiera de WBH Energy, cuya deuda asciende a los 50 millones de dólares, "se ha vuelto irreversible después de que uno de sus acreedores se haya negado a prestarles más dinero y se han visto obligados a pedir la liquidación".

La relación entre crédito y capital propio invertido en una operación financiera por parte de las empresas que practican el fracking en Estados Unidos ha repuntado un 55% respecto a los niveles de hace cuatro años.

Según los datos de la multinacional financiera S&P Capital IQ, dicha alza representa unos 200.000 millones de dólares, desde los 128.000 millones de dólares de deuda combinada que acumulaban las compañías estadounidenses centradas en la producción de crudo y gas en 2010.

El Gobierno de Estados Unidos respalda la aplicación del fracking para la extracción de petróleo y gas de esquisto, alegando que se trata de una vía para lograr la independencia petrolera del extranjero.

Sin embargo, el presidente de la estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa), Eulogio del Pino, indicó que "la producción de petróleo de esquisto constituye un arma política del capitalismo para tratar de doblegar a naciones que se enfrentan a sus acciones de dominación y hegemonía (...) y forma parte de una estrategia que ha incluido el apoyo a las acciones desestabilizadoras que ha perpetrado la derecha en Venezuela, los planes para fomentar la crisis en Crimea, como forma de atacar a Rusia, y la aplicación de sanciones económicas contra Irán".

Para adelantar acciones que hagan frente a las intenciones imperiales, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha emprendido una gira que incluye a naciones productoras miembros y no miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep), iniciando con Irán y Arabia Saudita, para levantar la voz y coordinar mecanismos que permitan defender el precio del barril de petróleo que ha registrado una baja abrupta a causa de la sobre producción estadounidense.

Categoria:

Dejanos un comentario