Prohiben a gobernadores en EEUU negarse a recibir refugiados sirios

Cámara de Representantes

Prohiben a gobernadores en EEUU negarse a recibir refugiados sirios

Versión para impresiónSend by emailPDF version
Foto: Archivo
YVKE Mundial/ Prensa Latina

El Gobierno de Estados Unidos advirtió este jueves a los gobernadores de los estados que no pueden negarse a aceptar refugiados que llegan de Siria, y si lo hacen tendrán que enfrentar acciones penales.

Así lo declaró la Oficina de Reasentamiento de Refugiados (ORR) en una carta dirigida a las autoridades estaduales, la que además advierte que no están autorizados a denegar servicios a dichos inmigrantes por motivos de sus creencias religiosas o país de origen.

La misiva cita además la Ley de Derechos Civiles de 1964 que prohíbe la discriminación por motivos de raza o nacionalidad.

Recientemente, 25 gobernadores republicanos pidieron bloquear la entrada de esos individuos a sus estados, con el argumento de que está en peligro la seguridad de los ciudadanos.

La Cámara de Representantes aprobó el 19 de noviembre por 289 votos a favor y 137 en contra, un proyecto de ley que intenta endurecer los requisitos de admisión de refugiados sirios e iraquíes a territorio norteamericano.

De convertirse en ley, la iniciativa limitaría la aceptación de nacionales de los países levantinos hasta que el director del FBI, el secretario de Seguridad Interior y el director de Inteligencia Nacional certifiquen personalmente que cada individuo en particular no supone una amenaza a la seguridad nacional.

Obama, quien aprobó un plan para permitir la entrada a este país de 10 mil refugiados en seis años, amenazó con vetar esta legislación si la aprueba el Senado y llega a su despacho, porque resulta "insostenible", y solo crearía retrasos significativos para las personas que huyen del conflicto en el Medio Oriente.

Un editorial reciente del diario The New York Times señaló que esta propuesta, impulsada por los republicanos, constituye un acto de xenofobia, tiene matices electorales y no protegerá a los estadounidenses de los adversarios foráneos.

Los atentados terroristas del 13 de noviembre en París, que provocaron 130 muertos, reavivaron el debate en Estados Unidos y estimularon a sectores ultraderechistas que se oponen a la aceptación de inmigrantes de la región levantina.

Compartir esta Noticia

Categoria:

Dejanos un comentario