Policía de Mérida presentó balance positivo

14 funcionarios han sido destituidos

Policía de Mérida presentó balance positivo

Versión para impresiónSend by emailPDF version
Mundial Los Andes

Con cifras en mano, el director del Instituto Autónomo de Policía del estado Mérida (Iapem), general de brigada (GNB) Gustavo Saluzzo, presentó un balance de los procedimientos ejecutados por este organismo de seguridad durante el año 2014, afirmando que gracias a la efectiva labor de los funcionarios policiales, esta institución avanza en el accionar preventivo dentro del estado.

Detalló que dos mil 491 personas fueron detenidas por cometer diversos delitos, de los cuales, mil 787 fueron puestas a la orden del Ministerio Público; entre los detenidos, 187 eran adolescentes y 443 ciudadanos se encontraban solicitados por diferentes autoridades jurisdiccionales.

En lo que va de año, han decomisado 377 armas, de las cuales 106 son armas blancas; 250 armas de fuego y 56 facsímiles, así como la incautación de mil 159 cartuchos de diferentes calibres.

En otros procedimientos de la Policía regional, Saluzzo enumeró que fueron recuperados 112 vehículos robados, contabilizando además, mil 191 vehículos tipo carro o camión puestos a la orden de diversas autoridades de investigación, y 12 mil 951 unidades motorizadas retenidas, de la cuales tres mil 500 se han dejado por averiguaciones; 253 fueron recuperadas por hurto o robo y 30 localizadas en estado de abandono.

Asimismo, destacó que han desmantelado 37 bandas delictivas que operaban en el estado, calificando el accionar de la operatividad policial como positiva ya que además lograron frustrar 102 delitos.

Con relación a la lucha contra el microtráfico y tráfico de drogas, citó el titular del Iapem que incautaron más de 55 kilogramos de diversos tipos, lo que hacen más de seis mil dosis sacadas de circulación.

En materia contra la guerra económica, el contrabando y la especulación,  nueve toneladas de productos de primera necesidad fueron confiscadas y puestas a la orden de la Superintendencia de Costos y Precios Justos.

Respecto al dispositivo Navidades Seguras 2014, en desarrollo, sostuvo que se busca crear corresponsabilidad entre la población y los funcionarios de seguridad.

Solución al hacinamiento

La Policía regional del estado Mérida tiene actualmente más de 600 privados de libertad en sus diversos centros de retención preventiva. Por ejemplo, en la Comandancia de Glorias Patrias, municipio Libertador, tiene 344 reclusos en un espacio con capacidad para 80, y en la Comandancia de El Vigía, 276 privados de libertad, también en un área pequeña. Son espacios que han superado su capacidad, por lo cual, como parte de las soluciones que este organismo busca, ha establecido mesas de trabajo con el Ministerio Público, la Defensoría del Pueblo, la Defensoría Pública, el Ministerio para el Servicio Penitenciario y privados de libertad de los retenes.

“Se está canalizando una solución en conjunto; en la actualidad tenemos en los retenes policiales algunos penados que no han sido recibidos en el Centro Penitenciario de la Región los Andes, estamos haciendo los trámites necesarios para que estas personas ya sentenciadas paguen su pena en ese centro penitenciario”, expresó el oficial militar.

Destitución de funcionarios

Sobre las escaramuzas internas dentro de los retenes, reiteró el director de la Policía regional que el primer detonante es el hacinamiento, y en segundo lugar se debe a circunstancias relacionadas al resguardo de estas áreas vinculado a la complicidad de funcionarios.

Denunció que han detectado “algunos efectivos que se prestan para cometer hechos dolosos”, por lo cual la Oficina de Desviaciones Policiales abrió diversas averiguaciones en lo que va de año, imponiendo 110 medidas obligatorias, 19 medidas voluntarias y pasado a proceso de destitución a 26 funcionarios de los cuales ya se han destituido 14, algunos de ellos por comprobarles faltas en la prestación del servicio y otros por cometer algún hecho punible.

El general Saluzzo aseguró que dicha institución tiene como norma procurar tener dentro de sus filas policiales oficiales honestos al servicio de la comunidad que no se presten para cometer hechos que atenten contra la seguridad del pueblo.

Categoria:

Dejanos un comentario