Plan Nacional contra la Difteria inició con fuerza

Priorizando a niños, embarazadas y adultos mayores

Plan Nacional contra la Difteria inició con fuerza

Versión para impresiónSend by emailPDF version
Foto: Referencial
YVKE Mundial/ Correo del Orinoco

El Gobierno Bolivariano realiza desde principios de noviembre un Plan Nacional contra la difteria, priorizando la atención en nueve estados donde se han presentado casos de esta enfermedad infecciosa.

En este sentido, se aborda de forma prioritaria los estados Bolívar, Delta Amacuro, Monagas, Sucre, Anzoátegui, Amazonas, Apure, Aragua y Guárico.

El ministro del Poder Popular para la Salud, Luis López, durante el inicio de este Plan resaltó que las vacunas se aplicarán en todo el país, haciendo énfasis en niños, mujeres embarazadas y adultos mayores.

Sintomas 

Las lesiones características de la difteria faríngea, que es la forma más frecuente, son una o varias membranas asimétricas que se van engrosando y adquiriendo una coloración blanco-grisácea o incluso negruzca, con inflamación alrededor, que pueden cubrir amígdalas y paladar.

Los síntomas más comunes para este tipo de difteria son entonces, dolor de garganta, aumento leve de la temperatura corporal y ganglios linfáticos (linfonodos) inflamados en el cuello. Además, se puede formar una membrana en la garganta.

¿Cómo se adquiere?

Los seres humanos son los únicos huéspedes naturales de Corynebacterium diphtheriae y el principal modo de transmisión es de persona a persona por vía aérea, mediante contacto físico estrecho con un enfermo o con un portador asintomático (personas infectadas con Corynebacterium diphtheriae en la nariz o garganta sin síntomas), aumentando las posibilidades de transmisión en condiciones de pobreza y hacinamiento.

En raras ocasiones se transmite por contacto con lesiones u objetos contaminados con secreciones de un enfermo.

Es una enfermedad extremadamente contagiosa. Se transmite con facilidad cuando una persona infectada estornuda, tose, o incluso se ríe cerca de otras personas. Puede incluso contraerse al manipular pañuelos o beber de vasos que han sido utilizados por una persona infectada.

Por otro lado, la transmisión de Corynebacterium ulcerans se produce por el contacto con animales y se ha asociado al consumo de leche cruda; la transmisión persona a persona en estos casos es excepcional.

¿Dónde hay riesgo?

En todo el mundo. Los individuos inmunizados que no han completado la pauta de vacunación tienen riesgo de enfermedad potencialmente mortal y de graves complicaciones durante toda la vida.

Normalmente afecta a los niños entre los 4 y 5 años, y a los mayores de 60 años, que son muy susceptibles a este tipo de infecciones bacterianas agudas.

También se encuentran en mayor riesgo personas que viven en condiciones insalubres o de hacinamiento, quienes sufren de malnutrición y quienes no han cumplido con los procesos de vacunación establecidos.

Prevención

La vacunación frente a la difteria es la estrategia más eficaz para la prevención de la enfermedad. De igual manera, es primordial las medidas higiénicas generales.

¿Vacunas para quién?

Todas las personas deberían recibir una pauta completa de vacunación, con independencia de si van a realizar un viaje al extranjero, en cuyo caso deberían acudir a un Centro de Vacunación Internacional, donde revisarán en cada caso el estado de vacunación del viajero con el objetivo de completar la pauta en caso de ser incompleta, tipo de actividad que realizará durante el viaje y si visitará alguna zona donde la atención médica no pueda ser accesible.

El padecimiento de la enfermedad no confiere inmunidad, por lo que en los casos de difteria hay que iniciar la vacunación tan pronto como sea posible.

Las mujeres embarazadas no inmunizadas pueden ser vacunadas durante el segundo y el tercer trimestre del embarazo.

La lactancia no supone una contraindicación.

La administración

Se trata de una suspensión inyectable para administrar por vía intramuscular. Sin embargo, en pacientes con alteraciones de la coagulación se podría aplicar por vía subcutánea profunda para reducir el riesgo de sangrado.

En la edad infantil se deben recibir 3 dosis (6 dosis de acuerdo con las autoridades de salud de España), siendo la edad mínima de la 1ª dosis a las 6 semanas de edad.

Para que un adulto esté bien vacunado de difteria tiene que tener 3 dosis de primovacunación con una dosis de refuerzo cada 10 años.

La vacunación debe posponerse en caso de enfermedad aguda con fiebre.

Contraindicada en caso de haber padecido reacciones adversas graves tras la vacunación anterior con la vacuna o en caso de alergias conocidas a cualquiera de los componentes de la misma.

Precaución en sujetos con hipersensibilidad conocida a los componentes de la vacuna y en personas con tratamiento inmunosupresor se puede producir una menor respuesta inmunológica.

Para cualquier duda consulte con su médico, quien le dirá si usted tiene alguna contraindicación por la cual no es recomendable vacunarse.

Categoria:

Dejanos un comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para probar si es o no un visitante humano y para evitar envíos automatizados de spam.