Pastor evangélico estadounidense dijo que la esclavitud y ser blanco son “bendiciones”

Pastor evangélico estadounidense dijo que la esclavitud y ser blanco son “bendiciones”

Versión para impresiónSend by emailPDF version
Foto: Archivo
La Red/ LRDS
El líder de la megaiglesia evangélica Passion City Church de Atlanta, Georgia, Louie Giglio, desató la polémica esta semana al sugerir que el concepto del «privilegio blanco», que resume las ventajas que tienen las personas blancas eurodescendientes por encima de los afroamericanos, latinos, aborígenes y otros, debería ser llamado «bendición blanca», al tiempo que alabó la «bendición» de la esclavitud.
 
El pastor aseguró que los estadounidenses blancos entendieron «la maldición que era la esclavitud» pero que «en realidad extrañan la bendición de la esclavitud porque construyó el marco para el mundo en el que viven los blancos».
 
«Vayamos al centro del asunto,y pensemos: ¿cómo quieren llamarlo? Creo que tal vez una gran idea para mí es llamarlo bendición blanca, estoy viviendo en la bendición de la maldición que sucedió generacionalmente, eso me permitió crecer en Atlanta», adujo.
 
En el foro, ocurrido en el culto dominical del pasado 14 de junio, también participó Dan Cathy, CEO de la cadena de restaurantes estadounidenses Chik-Fil-A, homófobo confeso, abiertamente conocido por no contratar personas sexualmente diversas en sus locales y por reprimir los intentos de sindicalización.
 
Apología al privilegio blanco
 
Las palabras del líder neopentecostal recibieron críticas generalizadas de todo tipo, incluyendo denuncias por apología a la segregación racial y alabanzas a la esclavitud.
 
El teólogo estadounidense Kyle J. Howard dijo que escuchar la idea de reemplazar el concepto del «privilegio blanco» por «bendición blanca» era «profundamente frustrante», y que si Giglio quería hacer un aporte «genuino» sobre justicia racial debería «hablar menos y escuchar más». «Realmente quiero que los pastores blancos se den cuenta de que no están capacitados para liderar estas conversaciones», espetó.
 
En respuesta a las críticas, Giglio intentó explicarse: «no buscaba referirme a la esclavitud como una bendición, sino que somos privilegiados por la maldición de la esclavitud (…) Al llamarlo un privilegio / beneficio / bendición, la elección de palabras no fue excelente [sic]».
 
«No es una gran elección de palabras. Fallé. Intentaba ayudar a que mi grupo demográfico avanzara. Pero fallé. Estoy dispuesto a decir que lo siento», publicó en su cuenta de Instagram.

Etiquetas:

Categoria:

Dejanos un comentario