Parque Cotopaxi, un atractivo natural de Ecuador

Visitantes cumplen sueño de jugar con la nieve

Parque Cotopaxi, un atractivo natural de Ecuador

Versión para impresiónSend by emailPDF version
Foto: Archivo.
YVKE Mundial/ Prensa Latina

El Parque Nacional Cotopaxi en Ecuador reabrió este mes de agosto el acceso a tres de sus sitios más atractivos, pues por sus caminos los visitantes cumplen el sueño de jugar con la nieve.

De esta manera, las autoridades gubernamentales aspiran a recuperar la posición de ese paraíso natural como segundo destino turístico más importante del país después de las islas Galápagos.

Este era el estatus que tenía en agosto de 2015, cuando el parque debió cerrar sus puertas debido al aumento de la actividad de una de sus singularidades, el volcán Cotopaxi, el más alto del mundo en estado activo.

Ante la disminución de la actividad interna y externa, en diciembre pasado el gobierno permitió el acceso a algunos sitios bajos, pero no fue hasta este agosto que se incorporaron lugares de gran interés para los visitantes como el refugio José Rivas, la zona de camping La Rinconada y el sector nororiental.

Este último alberga las lagunas Manantiales, El Cajas y Santo Domingo, alrededor de las cuales es posible practicar actividades de senderismo, ciclismo de montaña, camping y cabalgatas.

Según el ministro de Ambiente de Ecuador, Walter García, para la reapertura se incrementaron las señalizaciones en las 33 mil 400 hectáreas del parque y se instaló un Sistema de Alerta Temprana en nueve puntos de afluencia de personas, a fin de advertir y orientar a trabajadores y viajeros durante cualquier emergencia.

Por medidas de seguridad, el ascenso a la cumbre del Cotopaxi, ubicada a cinco mil 897 metros sobre el nivel del mar, no está permitido y la restricción se mantendrá hasta que los analistas de los institutos Geofísico y de Meteorología, junto con los de la Secretaría Nacional de Gestión de Riesgos, certifiquen lo contrario.

Así lo confirmó en las faldas del propio volcán, el subsecretario de Gestión de Riesgos, Mario Ruíz, quien se mostró optimista sobre la tendencia a la disminución de la actividad dentro de la estructura geológica.

No obstante, el científico aclaró que se trabaja intensamente en el monitoreo con el propósito de dar avisos oportunos de cualquier cambio.

Por su parte, el ministro de Turismo, Fernando Alvarado, resaltó que la reapertura del parque se hace con mucha responsabilidad e invitó al mundo entero a visitarlo.

También, convidó a atletas nacionales y foráneos a prepararse físicamente para participar allí los venideros 12 y 13 de noviembre en la Vuelta Ciclista Cotopaxi, una carrera a la que cada año asiste un promedio de 500 deportistas del planeta entero, algunos de ellos incluso con sus familiares.

Alvarado comentó a Prensa Latina que la actividad favorita de los visitantes del parque es la caminata hasta el refugio José Rivas, porque muchas personas ansían tener contacto con la nieve y allí cumplen el sueño, construyen figuras como muñecos, se toman fotos y comparten una buena sopa caliente en familia.

El Parque Nacional recibe unos 200 mil visitantes al año, y de ellos solo dos mil intentan el ascenso a la cumbre de la montaña principal.

Pero el Cotopaxi no es el único volcán en el área, pues el complejo natural incluye otros dos: el Rumiñahui, de cuatro mil 722 metros de altitud y el Sincholagua, de cuatro mil 873, ambos inactivos.

Otras opciones de interés son las lagunas de Limpiopungo y Santo Domingo, el lago El Cajas, el cañón del río Pita, el mirador del valle y la cueva del búho, entre varias, que un visitante no alcanza a recorrer en un solo día, por eso existen servicios de alojamiento, camping, restaurante y cabalgatas.

El subsecretario de Patrimonio Natural, Francisco Prieto, destacó la predominante vegetación de páramo herbáceo, sin bosques, por encontrarse en un callejón interandino, o sea, sobre la cordillera de los Andes.

Además, observó la formación de pequeños estanques entre montañas que llamó almohadillas y describió como estrategias de la vegetación para almacenar el agua.

Caballos, conejos, aves y venados, muy abundantes en la zona, acuden a las orillas a beber.

Prieto disfruta que algunas aves se confundan con el entorno y menciona entre las más concurrentes a gaviotas de páramo, playeros, gavilanes y el cóndor andino, especie típica de Suramérica, considerada un símbolo nacional en Bolivia, Chile, Colombia, Perú y Ecuador, que incluso lo colocó en su escudo patrio.

Aquí se han encontrado hasta 35 cóndores en un solo grupo, comentó el ambientalista.

Con la reapertura de las tres áreas mencionadas, puede accederse al 90 por ciento del Parque Nacional Cotopaxi, y queda en deuda el paso a la cumbre del más alto volcán, sitial reservado para escaladores profesionales, o aficionados muy valientes, dispuestos a probar sus fuerzas, pero con la asistencia de un guía.

/N.A

Categoria:

Dejanos un comentario