Obama se fue con un Premio Nobel de la Paz y un montón de guerras ejecutadas

Ayer dio su último discurso como mandatario

Obama se fue con un Premio Nobel de la Paz y un montón de guerras ejecutadas

Versión para impresiónSend by emailPDF version
Correo del Orinoco / Chevige González
Luego de un cruento récord de agresiones imperialistas, acciones encubiertas y de desestabilización contra una multitud de países y pueblos del mundo, Barack Obama se fue. Lejos quedó cualquier promesa de cambio, el régimen del primer afroamericano en la Casa Blanca llegó a superar a Bush en la realización de “operaciones especiales”; las ejecutó en 138 países del mundo y duplicó las hechos del mismo tipo cometidos por su antecesor.
 
El mandatario saliente también ejecutó sangrientos ataques contra Yemen, Somalia y Pakistán, matando a población civil. Pasó los 8 años de su gobierno haciendo la guerra. Además continuó en conflicto en Irak. Dijo luchar contra el terrorismo, pero el propio presidente entrante, Donald Trump dijo ayer mismo que la administración Obama creó al Daesh y permitió que este se extendiera y fortaleciera.
 
En un audio filtrado por Wikileaks, John Kerry, hasta ayer Secretario de Estado, decía que el gobierno de Obama estimaba que la acción del Daesh en Siria ayudaría a derrocar al gobierno de Basher El Assad. Admitió también que Rusia le cambió todos los planes.
 
Ese gobierno que pretende imponerse sobre la voluntad de los pueblos del mundo y que interviene con guerres y favoreciendo terroristas, es el mismo que acusa a Rusia de influir en sus recientes elecciones presidenciales
 
Obama se despide también con el récord de la mayor deportación masiva de inmigrantes en la historia contemporánea de su país. Expulsó de Estados Unidos a más de 2 millones 700 mil personas, un millón más de los que expulsó George W. Bush; 3 veces más que Bill Clinton; 20 veces de lo hecho por Ronald Reagan.
 
Así se fue Obama, sin cumplir con su promesa de cerrar la cárcel ilegal de Guantánamo, donde aún están recluidos 60 prisioneros. Ejecutando masacres contra los pueblos de Libia y Siria, pero con un Premio Noble de la Paz.
 
¿El más influyente?
 
En su discurso de despedida no dejó de mostrar la prepotencia de creerse amo y policía del mundo. Con especiales amenazas a Rusia y a China, dos naciones que han impedido que Washington ejerciera su anhelo de la hegemonía unipolar. "Rivales como Rusia o China no pueden superar nuestra influencia en todo el mundo, a no ser que renunciemos a lo que defendemos, y nos convirtamos en otro país grande que abusa de sus vecinos más pequeños", dijo Obama en Chicago.
 
China le respondió de inmediato a través de su cancillería, cuyo portavoz, Lu Kang manifestó que su país no pretendía influir en la comunidad internacional sino "contribuir a ella". Agregó que su pueblo tiene la lógica “de que lo que influye un país en la comunidad internacional lo debe juzgar esta, no la nación en sí". En clara contraposición a los intereses imperiales de Obama, Kang expresó: "siempre defiende la democracia en las relaciones internacionales".
 
Advirtió el portavoz chino: "En nuestras relaciones con el resto del mundo nos centramos más cuál puede ser nuestra contribución a la comunidad internacional mientras nos desarrollamos, qué le podemos aportar, en lugar de fijarnos en nuestra influencia".

Etiquetas:

Categoria:

Dejanos un comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para probar si es o no un visitante humano y para evitar envíos automatizados de spam.