Nueva jornada de marchas en Francia contra la reforma laboral

Este jueves

Nueva jornada de marchas en Francia contra la reforma laboral

Versión para impresiónSend by emailPDF version
Foto: Refencial
Yvke Mundial/ Telesur

Miles de franceses protestaron este jueves en varias ciudades del país contra la reforma laboral aprobada de manera unilateral por el Gobierno francés al interrumpir el debate parlamentario.

En París y en las ciudades de Nantes (oeste) y Toulouse (sur) las movilizaciones fueron reprimidas por las fuerzas policiales haciendo uso de gases lacrimógenos. Varias personas fueron detenidas por la policía francesa.

Voceros de al menos siete sindicatos franceses llamaron a realizar nuevas jornadas de huelgas y manifestaciones contra el mencionado proyecto, las organizaciones convocaron a marchar el 17 y el 19 de mayo para exigir la derogación definitiva del plan, demanda que las grupos sindicales y sociales  mantienen desde hace más de dos meses.

Los representantes obreros franceses anunciaron que no descartan una manifestación nacional en repudio a la nueva ley laboral.

Desde hace más de dos meses, huelgas y manifestaciones se realizan en Francia con el fin de expresar la oposición hacia una reforma laboral que sus detractores consideran perjudicial para los derechos de los trabajadores en un país donde la tasa de desempleo se ubica en torno al 10 por ciento. 

Los diputados del Partido Socialista afines al presidente François Hollande aseguran que el “proyecto no es útil para Francia ni para el interés general y no concuerda con las reformas que se esperan de un gobierno de izquierda".

Ante la imposibilidad para alcanzar una mayoría de votos en el Parlamento, donde la mayoría de los grupos políticos se opondrían al proyecto, el primer ministro de Francia Manuel Valls decidió el 10 de mayo acogerse al artículo 49,3 de la Constitución, el cual da la facultad de aprobar un texto de ley sin necesidad de tener la anuncia de la Asamblea Nacional.

En contexto

La reforma laboral aprobada el 10 de mayo pretende hacer "ajustes" a la jornada de 35 horas por semana, medida que se alejaría de la anterior política laboral de los socialistas en el 2000 y que se convirtió en una estrategia para el movimiento de izquierda, con el fin de reducir el 10 por ciento de desempleo.
 
El 70 por ciento los franceses se opone al polémicao proyecto de ley, mientras que el 65 por ciento desea que el plan sea modificado en profundidad para beneficiar a los trabajadores.

Categoria:

Dejanos un comentario