Mover la colita rindió sus frutos

Opinión

Mover la colita rindió sus frutos

Versión para impresiónSend by emailPDF version
Foto: Referencial
Johnn Ramirez

¡Pues  lo logró! después de tantos desaciertos y discursos incoherentes,  el pequeño “White Dog” se puso su mejor traje de diseñador europeo  para lanzarse unas “Selfies” con su amo  en la mismísima “The White House”.

 Qué ironía para todos lo que hoy hacen política en el mundo,  dignatarios de diferentes países podrían   avergonzarse ante el acto rimbombante que preparó el presidente supremacista al abnegado súbdito. “Guaido besó la mano de quien le da de comer, al mejor estilo de la afamada película “El Padrino”.

El  gobierno norteamericano sigue empeñado en promover  a este títere como la legítima y verdadera representación de Venezuela.  Así  solo exista  en las  redes sociales, en las mentes de quienes reaccionan a los estados  y  en  aquellos medios que “le hacen el Coro”  al xenófobo de la casa blanca.

El  presidente gringo continúa con esta “lavativa”  ya que él se vende como  el demócrata “number one” en víspera de las elecciones donde anunció su candidatura, actitud que respaldan  sus seguidores y  aplaude  al menos  unos pocos países que también mueven la cola  de los 196  que integran las Naciones Unidas.

Seguro nos deslumbrará con su petulante comportamiento. Analicen el reciente “Impeachment”, donde salió  absuelto. Sirvió de tribuna propagandística, el mundo fue testigo de la postura decidida  del  “dizque” honroso líder Yankee.

Las amenazas proferidas en aquel recinto ante demócratas y republicanos,  “El estado de la Unión” fueron  muy explícitas: “Maduro es un tirano y lo aplastaremos”. Obviamente  la mascota  fue presentada como estaba previsto en el guión,  afortunadamente el cachorro no  se le ocurrió bajarse los pantalones para otra selfie, como en la foto que rueda en las internet.

Trump  optó por mantener un discurso incendiario,  estrategia  que utilizó en los anteriores comicios en Norteamérica cuando catalogó  a los mexicanos e inmigrantes, como un problema de estado y salubridad pública, cautivando a los derechistas de su país e inclusive a los de  Venezuela.

Trata de captar el voto de los latinos en consecuencia la presencia del supuesto presidente virtual Venezolano  en el Capitolio  fue la guinda de la torta para el deleite de los que creen en “White Dog”.

Entretanto un sector de la población venezolana reaccionó  fascinada por  las calumnias agresivas de Trump contra el Presidente Nicolás Maduro. “Aquí  está el detalle”, diría Cantinflas,  están convencidos de que su “autonombrado” es su presidente.  Sabiendo que “White Dog” no controla nada en Venezuela.  Hasta la Asamblea Nacional la perdió recientemente.

Confían  que las medidas coercitivas anunciadas por  Donald Trump están justificadas. No les importa si una operación tipo “exterminio” arrase con la patria, es decir con todos los que se resistan aceptar el modelo de libertad que pregona el Tío Sam,  ese que destruye  pueblos enteros para decretar e imponer  jefes de estados, es decir a Juan Guaido en Venezuela.

¿Recuerdan como en las guarimbas  asesinaron a personas inocentes? ¡Por el simple hecho de parecer chavistas!, Curiosamente quienes  usan el Instagram, Facebook  para promover la  apología de la  venganza   viven en el exterior.

Si todos estos argumentos no le  hacen dudar del auto nombrado o el propio  Trump,   le pregunto: ¿Está dispuesto a ver arder el cielo con tal de sacar a Nicolás Maduro? En vez de acudir a un centro de votación para elegir civilizadamente al candidato de su elección.

Ante este terrible escenario ningún  perfil de tal o cual   red social evitará todo la catástrofe  y  desmanes que deja una  guerra.  Nadie es inalcanzable, todos sufren,  no valdrá derechos humanos. Reflexione entonces, ¿Qué es mejor para nuestro país? Donde se meten los marines por la fuerza no los sacan a punta de consignas.

Es hora de actuar, antes de que sea tarde, no esperemos que las noticias sobre  Venezuela se parezcan a las de Siria, Libia, Afganistán. Hay que preservar la paz por sobre todas la cosas. Apostar al diálogo y derrotar las pretensiones del  enemigo en  el terreno donde siempre pierde,  el político.

 Somos una sociedad pacífica y no simples usuarios de las redes que reaccionamos con un like  ante semejante campaña. De nosotros depende el futuro de nuestros hijos.

Categoria:

Dejanos un comentario