Mire lo que hay detrás de las fotos que prometen un cuerpo ideal

La respuesta es menos de dos horas

Mire lo que hay detrás de las fotos que prometen un cuerpo ideal

Versión para impresiónSend by emailPDF version
A simple vista es una transformación fascinante, pero el fondo detrás de estas imágenes está más relacionado con una habilidad artística que física (Foto. Archivo)
N24

Hay un antes y un después. Dos imágenes paralelas que muestran a la misma persona antes de sumergirse a un producto “mágico” y después de salir a la superficie, completamente cambiada, más estilizada y atractiva.

Esta secuencia se suele repetir en innumerables comerciales de productos que prometen a las personas que perderán peso y mejorarán drásticamente su condición física.

En las fotos que acompañan este artículo se muestran a dos voluntarios que pasan de estar pálidos y fuera de forma a tener un cuerpo bronceado, tonificado y dinámico.

A simple vista es una transformación fascinante, pero el fondo detrás de estas imágenes está más relacionado con una habilidad artística que física.

En tiempo real

Las fotos de “antes y después” reflejan estos cambios, resaltando los beneficios de un supuesto nuevo estilo de vida, en el que predomina el comer bien, hacer más ejercicios y, en muchos casos, el consumo de suplementos vitamínicos o el uso de productos específicos para acelerar el proceso de transformación.

Pero ¿cuánto tiempo pasó entre las fotos del hombre y la mujer de la izquierda hasta que se convirtieron en los de la derecha?

 
 

La respuesta es menos de dos horas.

El régimen utilizado en el programa de la BBC Week In Week Out, que investigó sobre esta herramienta publicitaria, consistió en un baño de bronceado artificial, 15 minutos de ejercicio ligero, consejos para mejorar la postura y la ayuda de una sutil iluminación.

“Me impresionó cuando vi por primera vez la diferencia”, reconoció Joe, el hombre, a quien también le depilaron el pecho para la sesión de fotos.

“Apenas hicimos algo entre ambas imágenes. Tampoco hubo mucha edición en las fotos. Sólo muestra la basura que deben ser algunos de estos anuncios”, advirtió Joe.

¿Cuerpo perfecto?

El negocio que promueve esta dramática mejora física se remonta muchas décadas.

Durante los años 40, el conocido fisiculturista Charles Atlas promocionó sus ejercicios de musculación describiéndose el mismo como un “debilucho de 44 kilos que se convirtió en el hombre más perfectamente desarrollado del mundo“.

Sus historias solían ofrecer cuentos de cómo hombres flacos en las playas eran sometidos por hombres más corpulentos, hasta el momento que regresaban y enfrentaban a los matones que habían abusado de ellos tirándoles arena en la cara.

Bajo la ley de Unión Europea, están prohibidos los anuncios de pérdidas rápidas de peso o fotografías de un antes y un después que impliquen ese beneficio.

Categoria:

Dejanos un comentario