Lorenzo Mendoza arremete contra sus trabajadores e impulsa boicot contra la Revolución (+ Audio)

Denunció Vladimir Camargo

Lorenzo Mendoza arremete contra sus trabajadores e impulsa boicot contra la Revolución (+ Audio)

Versión para impresiónSend by emailPDF version
Lorenzo Mendoza se niega a discutir con los trabajadores. (Foto: Archivo).
YVKE Mundial/ Nelson David Algueida

El dueño de empresas Polar, Lorenzo Mendoza, ha emprendido una arremetida contra la clase obrera tras paralizar las plantas de cervezas en el oriente de Venezuela y en Los Cortijos, Caracas, informó el secretario general del Sindicato Bolivariano de los trabajadores de esa corporación privada, Vladimir Camargo.

“Tenemos varios cierres ilegales en Oriente y se han visto afectados más de 850 trabajadores y más de 150 contratistas y, en ese sentido, no entendemos el cierre de dichas plantas ya que los compañeros del sindicato Sintraivea y sus trabajadores alegan que hay 24 tanques (de cervezas) listos para la producción”, dijo el líder sindical.

Agregó que Lorenzo Mendoza también dio la orden de paralizar la planta de cervezas en Los Cortijos, estado Miranda, en virtud de “suspender a varios trabajadores” de sus puestos en empresas Polar.

“Manifestamos nuestro descontento contra el capitalista Lorenzo Mendoza porque la planta de Pepsi Cola de Los Ruices que distribuye materia prima a las regiones de Venezuela fue cerrada el día miércoles 19 de agosto y mandó a los trabajadores a su casa”, dijo Vladimir Camargo en declaraciones a Venezolana de Televisión (VTV).

El secretario general del sindicato bolivariano de Polar expresó que Lorenzo Mendoza no tiene motivos para cerrar sus plantas porque cuenta con la materia prima para la producción.

“Este patrón, desde nuestro punto de vista, está contribuyendo al boicot y a la desestabilización de nuestro país. Los sindicatos bolivarianos no nos vamos a prestar al jueguito que tiene Lorenzo Mendoza junto a Fedecámaras y la burguesía parasitaria”, advirtió Vladimir Camargo.

Escuche el Audio: 

Categoria:

Dejanos un comentario