La tía Julia y el escribidor deudor

Artículo

La tía Julia y el escribidor deudor

Versión para impresiónSend by emailPDF version
Periodista venezolano Roberto Malaver (Foto: Archivo)
YVKE Mundial/AVN

“En ese tiempo remoto, yo era muy joven y vivía con mis abuelos en una quinta de paredes blancas de la calle Ocharán, en Miraflores…” Cinthya Machado Zuloaga está leyendo el primer párrafo de la novela de Mario Vargas Llosa, La tía Julia y el escribidor.

Y se detiene y sigue diciendo: “Ante esa terrible noticia que esta semana publicaron todos los medios españoles, menos el diario El País, debe ser en solidaridad porque es columnista del diario, el Marqués Vargas Llosa debe estar pasando por la gran pena del mundo, porque eso de que digan que está debiendo más de dos millones de euros al estado español, es de una pena que no se paga ni con el Premio Nobel de Literatura que le dieron. ¿Qué dirá Pedro Camacho? Ese argentino y escribidor de radio novelas que es uno de sus personajes mejor logrado.

Y dice mi padre que la que se debe estar muriendo de vergüenza es Isabel, así llama él a la Preysler, en confianza, Isabel. Esa señora que viene de casarse con Miguel Boyer, un físico y economista y banquero y exministro de Hacienda del gobierno de José María Aznar. Y Julio Iglesias se debe estar riendo en este momento. Y la revista Hola, qué dirá, que el Marques es mala paga. O mejor dicho, Jorge Mario Pedro Vargas Llosa, porque ese es su nombre completo”.

El mesonero llega con las dos tazas de café y mira que Cinthya tiene en las manos la novela La Tía Julia y el escribidor y dice: “Buena novela, señorita, lástima que el escritor deba tanto dinero en impuestos, allí faltó calificar al escribidor como deudor, y listo”. Cinthya se asombra del conocimiento del mesonero y le sonríe, él coloca las dos tazas de café, y se marcha contento, porque sabe que su erudición le ganó una sonrisa de su reina.

Y sigue Cinthya diciendo: “Varias veces ha estado aquí, en lo que él llama la dictadura, antes de Chávez y ahora de Maduro.

Y una vez el presidente Chávez dijo que no debatía con él porque tenía que llegar a presidente, y Vargas Llosa, cuando fue candidato, perdió con Fujimori, es decir, que no estaba en el rankin. Recuerdo que allí, en un Aló, Presidente, Joselo llamó y dijo: “A mí me dejan al hijo”.

Y le ha dedicado tantas columnas al gobierno venezolano, que ya puede publicar una novela con esos artículos y pagar todo lo que debe”
Y Cinthya termina diciendo: “Porque seguro que en España, Ledezma o su yerno, compran toda la edición”.

Roberto Malaver

Profesor UCV

Contenido Relacionado: 

Etiquetas:

Categoria:

Dejanos un comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para probar si es o no un visitante humano y para evitar envíos automatizados de spam.