La radio fortaleció la Vuelta al Táchira en bicicleta (Fotos+Reporte)

La afición creció gracias a la difusión por la “cajita mágica”

La radio fortaleció la Vuelta al Táchira en bicicleta (Fotos+Reporte)

Versión para impresiónSend by emailPDF version
Menciona Villamizar que en la primera edición se notó poca participación del público en las calles (Foto.
Yvke Mundial/Daniel Suárez

Comenzaba el año de 1966. La ciudad de San Cristóbal lo iniciaba con expectativas enormes luego de haber tenido la experiencia de las primeras Fiestas Patronales realizadas el año anterior, aunque en esta oportunidad, había un ingrediente adicional, el cual se convertiría, posteriormente, en el principal atractivo de la Feria de San Sebastián: se correría la Vuelta al Táchira en bicicleta.

Según recuerda Guillermo Villamizar, periodista tachirense con 48 años de experiencia en la Vuelta, la primera edición estaba lista para disputarse en octubre de 1965, pero a solicitud de la organización de la Feria de San Sebastián, se postergó para enero de 1966, corriéndose entre el 25 y el 29 con cerca de 50 pedalistas de Venezuela y Colombia.

Menciona Villamizar que en la primera edición se notó poca participación del público en las calles, no obstante la semilla fue sembrada en el corazón de los tachirenses gracias a la labor que hubo por parte de los narradores y comentaristas que dieron cobertura al giro y al año siguiente, floreció el sentimiento y el amor que actualmente mantienen los lugareños por su “Vuelta”.

Como anécdota, el periodista evoca su experiencia en 1967 al lado del narrador costarricense nacionalizado colombiano, Carlos Arturo Rueda, quien en la etapa San Cristóbal-Barinas, en la carretera aún de tierra porque estaba en fase de reconstrucción, describió la presencia de señoritas repartiendo pétalos de rosas a los ciclistas y de personas animando a la caravana multicolor.

“Yo miraba a los lados y no veía nada, la carretera estaba solitaria y comprendí que era la magia de la radio para emocionar a la gente; pero cuando hicimos la etapa Barinas-Mérida, era increíble la cantidad de muchachas y de personas lanzándole flores a los pedalistas, es decir, haciendo lo que el narrador había pregonado, eso demuestra que la radio es mágica y el oyente se emociona con lo que escucha”, expresó.

El coordinador general de la Vuelta al Táchira 2015, Fabián Uquillas Granados, revive con sentimiento, el nacimiento de su idilio con el ciclismo cuando contaba con apenas seis años de edad.

Estaba como todo niño en su época, jugando con unos tacos de madera en la sala de una casa en construcción, protegiéndose del frío andino con un poncho confeccionado por su abuela.

“En el fondo estaba la radio, como siempre la radio encendida, pero noté algo diferente, el señor del otro lado narraba con mucha algarabía y me llamó la atención, dejé mis taquitos de madera y me puse al lado de la radio a seguir esas emociones que generaba y a partir de allí, me convertí en seguidor de la Vuelta”, sostuvo.

Influencias neogranadinas

La topografía tachirense es similar a la del Oriente de Colombia, caracterizada por los contrastes de la montaña y de la llanura, idónea para el cultivo de la tierra, expresa el comentarista deportivo Jairo Adolfo Dávila, quien cubrió 17 ediciones del giro.

La aseveración la formula Dávila porque considera importante reconocer la preponderancia que tuvo la aparición de comunicadores provenientes de Colombia, quienes llegaron a tierras venezolanas con el propósito de difundir sus experiencias como narradores y comentaristas radiales de ciclismo, algo poco común en el país.

Según refleja el portal http://tochadas.net/el-giro-andino--la-vuelta-al-tachira-.html, “…niños y adolescentes, que a finales de la década de los cuarenta utilizaron el triciclo o la bicicleta de paseo, se vieron involucrados años más tarde en competencias de gran renombre nacional como: ‘La Conquista de Los Andes’, hecho ocurrido en 1956” y con base en esto, el periodista Carlos Alexis Rivera afirma que el ciclismo, como actividad deportiva, apenas estaba naciendo y era imposible tener experiencia comunicacional en este tema, de allí que los tachirenses se adaptaron a las enseñanzas ofrecidas por los comunicadores colombianos.

Tanto Dávila como Rivera, explican que durante las primeras Vueltas, el campesino que labra la tierra, dejaba de lado por algunas horas sus labores para dedicar su tiempo a escuchar la Vuelta a través de sus radios receptores y convidaban a sus hijos y hermanos a seguir igualmente las incidencias de las etapas.

“Ese apoyo permitió también adecuar las capacidades técnicas y permiten que emisoras transmitan toda una etapa de hasta seis horas, con terreno quebrado, montaña, plano, bajadas y eso contribuyó también al desarrollo de la radio nacional”, expuso Dávila.

Cordialidad andina: Fundamental

En opinión de William Escalona, exciclista amateur, comisario y periodista larense dedicado al ciclismo, la cordialidad y la hospitalidad del habitante andino, juega un papel determinante para que la Vuelta al Táchira se mantenga en la posición de honor, incluso por encima de la Vuelta a Venezuela.

Escalona manifiesta que la capacidad organizativa durante 50 años, es un claro ejemplo del amor que tiene el tachirense por su evento calapédico, lo cual debe servir de ejemplo para el resto del país.

Por su parte, Rubén Darío Arcila, -quien cumple 40 años informando a Colombia sobre la Vuelta al Táchira-, expresó sentirse muy cómodo en estas tierras andinas por la hermandad histórica que existe entre tachirenses y colombianos.

Arcila destaca la importancia que tiene para el ciclismo de su país, porque fue el primer título internacional de renombre que conquistó Colombia, cuando Martín Emilio “Cochise” Rodríguez ganó la primera edición de la Vuelta en 1966.

Eterna rivalidad

Mientras que en el plano comunicacional los tachirenses se nutrían de las experiencias colombianas, en el ámbito competitivo comenzaba a generarse una rivalidad amistosa, -podría compararse con un Caracas Magallanes del béisbol nacional-, entre los pedalistas de Venezuela y de Colombia.

Así lo ratifica Nicolás Reidtler, nacido y formado como ciclista en Cagua estado Aragua, quien menciona lo difícil que fue disputar la carrera ante los “escarabajos” antioqueños; aún así, evoca con entusiasmo el hecho de haber sido el primer corredor venezolano en ubicarse en el podio. Este resultado histórico se generó en 1968, cuando logró el tercer lugar en la general individual.

Y es que Colombia dominó la Vuelta desde 1966 hasta 1972, con tres títulos para “Cochise” Rodríguez, dos para Álvaro Pachón y uno para Gustavo Rincón y Miguel Samacá.

Fue en 1973 cuando Santos Rafael Bermúdez, representando al equipo Martell Táchira, rompió la hegemonía de Colombia, convirtiéndose en el primer venezolano campeón de la Vuelta al Táchira en bicicleta, explica Guillermo Villamizar.

A partir de allí, hubo igualdad en cuanto a títulos con cuatro campeones colombianos y cuatro venezolanos hasta 1982, cuando sorprendió el soviético Ramazan Galeitdinov.

En 1983 se registró otro hecho inédito en la Vuelta cuando Mario Medina se convirtió en el primer tachirense en lograr el título, defendiendo los colores del club más laureado en la historia del giro, Lotería del Táchira.

El colombiano Carlos Alba obtuvo los máximos laureles en 1984 y un año después, lo logró el venezolano José Lindarte mientras que en 1986, el cubano Eduardo Alonso superó a los escaladores para quedarse con el título.

En 1987 el campeón fue el venezolano Elio Villamizar y en 1988 fue el joven soviético de 21 años, Viacheslav Ekimov, quien ese mismo año ganó una medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Seúl.

Ekimov es el ciclista de mayor jerarquía mundial que ha surcado las rutas de la Vuelta al Táchira, como lo reconoce el periodista Guillermo Villamizar, ya que en su palmarés cuenta también con otra medalla de oro olímpica; de la contrarreloj individual en Sidney 2000 y en 2004 también ganó medalla de plata en la contrarreloj de Atenas 2004.

El soviético también se convirtió en el último pedalista diferente a un colombiano o a un venezolano en ganar la Vuelta al Táchira, ya que desde 1989, se ha potenciado la rivalidad entre estos dos países hermanos en el giro andino.

Patrimonio Regional

Debido a la trayectoria que tiene el evento calapédico y a la importancia que tiene para los andinos, el gobernador José Gregorio Vielma Mora declaró este año a la Vuelta al Táchira en bicicleta como Patrimonio Regional de la Cultura, el Deporte y las Tradiciones, con el propósito de salvaguardarlo y de garantizar su desarrollo en años futuros.

El mandatario explica que la Vuelta no solo es una referencia deportiva, ya que también guarda relación con el turismo, la cultura y la idiosincrasia de la entidad fronteriza, razón por la cual la edición 50 fue bautizada con el eslogan de “La vuelta de la paz y de la vida”.

Pero además de esto, hay quienes consideran que la Vuelta hay que enseñarla a las nuevas generaciones, porque se debe sembrar el sentido de pertenencia, como ocurrió en sus inicios.

Uno de los portavoces de este planteamiento es Jairo Dávila, quien dice que las nuevas tecnologías han alejado a los niños y jóvenes, quienes no oyen ni ven este espectáculo deportivo, porque se interesan en otros pasatiempos como el internet.

Con todas estas características, la Vuelta al Táchira en sus Bodas de Oro, está lista para recibir a cerca de 150 ruteros de México, Italia, Cuba, Rusia y Venezuela, quienes deberán recorrer más de mil 287 kilómetros distribuidos en diez etapas que transitarán también por zonas de los estados Mérida, Portuguesa y Barinas y en la cual, el Gobierno Bolivariano invierte más de 31 millones de bolívares.

 

Daniel Suárez. Fotos: Cortesía archivo Julio Rangel-José Rincón.

 

DATOS HISTÓRICOS

***       La Lotería del Táchira es el club más ganador de Vueltas al Táchira con un total de 15, seguido de la Selección de Colombia que ha conquistado el giro en nueve oportunidades.

***       Venezuela con 26 triunfos, es el país con más títulos obtenidos. Le sigue Colombia con 19, la Unión Soviética con dos y Cuba con un triunfo.

***       El primer venezolano en ganar una etapa fue Vicencio Rivas, quien lo realizó en la segunda etapa de la segunda vuelta efectuada en 1967.

 

PALMARÉS DE LA VUELTA AL TACHIRA EN BICICLETA

(1966 – 2014)

 

AÑO

VUELTA

CAMPEÓN

PAIS

CLUB

1966

1

MARTÍN RODRÍGUEZ

COLOMBIA

ANTIOQUIA

1967

2

GUSTAVO RINCON

COLOMBIA

CUNDINAMARCA

1968

3

MARTÍN RODRÍGUEZ

COLOMBIA

 ANTIOQUIA

1969

4

ÁLVARO PACHÓN

COLOMBIA

 CUNDINAMARCA

1970

5

ÁLVARO PACHÓN

COLOMBIA

SELEC NACIONAL

1971

6

MARTÍN RODRÍGUEZ

COLOMBIA

SELEC NACIONAL

1972

7

MIGUEL SAMACA

COLOMBIA

SELEC NACIONAL

1973

8

SANTOS BERMUDEZ

VENEZUELA

CLUB “MARTELL”

1974

9

ÁLVARO PACHÓN

COLOMBIA

SELEC NACIONAL

1975

10

FERNNANDO FONTES

VENEZUELA

CLUB “MARTELL”

1976

11

FERNNANDO FONTES

VENEZUELA

CLUB “MARTELL”

1977

12

JOSÉ PATROCINIO JIMÉNEZ

COLOMBIA

SELEC NACIONAL

1978

13

EFRAIN RODRIGUEZ

VENEZUELA

LOT TACHIRA

1979

14

JOSE HERNANDEZ

VENEZUELA

LOTERIA TÁCHIRA

1980

15

EPIFANIO ARCILA

 VENEZUELA

TRUJILLO

1981

16

CARLOS SIACHOQUE

COLOMBIA

SELEC NACIONAL

1982

17

RAMAZAN GALEITDINOV

URSS

SELEC NACIONAL

1983

18

MARIO MEDINA

VENEZUELA

LOT TACHIRA

1984

19

CARLOS ALBA

VENEZUELA

LOT TACHIRA

1985

20

JOSE LINDARTE

VENEZUELA

LOT TACHIRA

1986

21

EDUARDO ALONSO

CUBA

SELEC NACIONAL

1987

22

ELIO VILLAMIZAR

VENEZUELA

LOT TACHIRA

1988

23

VIATCHESLAV EKIMOV

URSS

SELEC NACIONAL

1989

24

LUIS MORENO

COLOMBIA

CAFÉ COLOMBIA

1990

25

JOSE “CHENTE” DIAZ

COLOMBIA

SELEC COLOMBIA

1991

26

ÁNGEL YESID CAMARGO

COLOMBIA

SELEC COLOMBIA

1992

27

LUIS BARROSO

VENEZUELA

SELLE – ITALIA

1993

28

LEONARDO SIERRA

VENEZUELA

SELLE – ITALIA

1994

29

ALEXIS MENDEZ

VENEZUELA

LOT TACHIRA

1995

30

CARLOS MAYA

VENEZUELA

LOT TACHIRA

1996

31

RAUL GOMEZ

COLOMBIA

SELEC COLMBIA

1997

32

CESAR SALAZAR

VENEZUELA

LOT TACHIRA

1998

33

JULIO BLANCO

VENEZUELA

LOT TACHIRA

1999

34

Escuche el trabajo especial elaborado por nuestro compañero Daniel Suárez

 

Categoria:

Dejanos un comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para probar si es o no un visitante humano y para evitar envíos automatizados de spam.