La enfermedad: manifestación para llegar a la sanación a través de los súper alimentos

Medicina regenerativa transformando vidas

La enfermedad: manifestación para llegar a la sanación a través de los súper alimentos

Versión para impresiónSend by emailPDF version
El poder que nos da la naturaleza a través de sus frutos. Foto: (Taringa)
Yvke Mundial/Oriana Flores

Cada paciente puede responder a la enfermedad según la concienciación que el mismo pueda tener, ya que lo más cercano que estos sujetos han tenido en medicina tradicional es palear el padecimiento pero no modificarlo, pero con la medicina regenerativa cada paciente tiene la oportunidad, con información real que durante miles de años fue callada, el poder de sanar.

Pero se ha preguntado usted ¿por qué nos enfermamos?, según el doctor Carlos Álvarez, especialista en endocrinología y medicina regenerativa, la enfermedad llega a las personas precisamente para sanar, no para mantener control de síntomas, “podrás reconocer que estas vivo gracias a una naturaleza de poder que tienen las células”, asevera.

Una de las raíces por la cual enfermamos, según explica el especialista, proviene del desconocimiento de los procesos, al no ser consciente del cuerpo ni de sus procesos. La segunda es desconocimiento de la genética y debilidades de nuestro sistema al nacer y la tercera es no saber qué darle al cuerpo para que funcione perfectamente.

Para el médico, esas tres entidades llevan al quiebre que hace la medicina tradicional la cual consiste en callar la boca a un síntoma y entrando a un estado de no saber qué es lo que ha pasado. “Porque ningún médico lo explica, nadie le dice por ejemplo a un diabético por qué padece de dicha enfermedad”, ejemplifica.

Ahora bien la medicina regenerativa viene a romper todos esos cánones, de desinformación, la indiferencia y los nutrientes innecesarios que han potenciado las enfermedades.

La salud y la enfermedad se manifiestan a través de códigos corporales que crean una alerta en nosotros, es por ello que  “bendita la enfermedad que lleva al poder de conocer todo el potencial que hay en mi”, subraya Álvarez.

Manifiesta que “jamás se ha establecido una escuela que le explique al paciente de dónde proviene su padecimiento, lo que existe es un papel como recetario y un control de por vida”, así es la medicina tradicional que se ha practicado de por vida y que la gente sigue albergando cada día con mayor auge.

Esperanzas de sanación

En lugar de temer, más bien hay que detenerse en la enfermedad para así lograr avanzar al camino de la sanación, advierte Carlos Álvarez.

Comenta también que las especialidades médicas han llevado a separar el cuerpo, a mutilarlo,” hay que entender que el problema no es del médico, sino tuyo”; pero para sanar y fluir deben existir una serie de conocimientos que son los que precisamente hacen sentir preso al paciente dependiendo de un doctor.

Es importante saber que la información llevará al conocimiento, “detente, analiza y cambia”, a eso llevan las enfermedades por lo tanto implica estados emocionales, ambientales y nutricionales, ya que “el ambiente ideal de una célula enferma es la materia prima, esos nutrientes que logran su funcionamiento”, insiste.

La mayoría de las cosas que se comen nunca crean una condición ambiental de las células. “Azúcares, harinas de trigo, cosas tostadas o quemadas, lácteos, queso y café son los llamados monstruos principales en la creación de enfermedades”.

El azúcar y harina de trigo se comen los tejidos por eso se ven enfermedades como la diabetes; los quesos son coágulos de leche de vaca que no son aptas para el consumo humano en cuanto a capacidad gástrica y haciendo que las arterias queden calcificadas; está además el café, que tiene la característica calcificar los tejido y finalmente los quemados o tostados que tapan el poco oxigeno que le quedan a las células para subsistir.

Los súper alimentos

Existe en la vida real un universo paralelo a lo que estamos acostumbrados a comer y que además son capaces de curar cualquier enfermedad que el ser humano pueda padecer, “el nutriente va al rescate de cualquier célula”, indica el doctor Carlos Álvarez, especialista en medicina regenerativa.

Hay nutrientes específicos como para que por ejemplo el páncreas trabaje de nuevo, y se pueda erradicar diabetes e hiperinsulinismo; población que crece a pasos agigantados.

Así como en entregas anteriores se habla de los llamados “monstruos”, también existe una gran cantidad de elementos que sanarán de por vida a cualquier ser humano.

 Sanación a través de:

-Yo : como sanador y catalizador de sensaciones para alertar mi cuerpo.

-Las frutas: desde las alcalinas a las más ácidas, capaces de reparar cualquier tejido.

-Los Cereales: como la avena y el maíz.

-Los verdes y los vegetales: un arsenal de elementos que tienen propiedades de renovar y cambiar los fluidos de artrosis, de sistemas micro circulatorios.

-Los granos: lentejas, arvejas y caraotas que tiene secuencia de aminoácidos idénticos a cualquier tipo de tejidos.

-La gelatina: tiene el potencial de renovar la elasticidad.

-Los antioxidantes: funcionan muy bien para la memoria y retención como las infusiones de manzanillas y té verde.

-Las semillas: como avellanas, nueces, ajonjolí, almendras, pistachos, semillas de auyama, chía, alpiste, entre otras.

-Las proteínas: de aves y pescados.

Gobierno y políticas de nutrición

El Gobierno Bolivariano ha tomado parte en el problema de la comida y los estados de mala salud que estos producen a nivel mundial y como parte de las acciones que impulsa para el desarrollo social, lanzó en agosto del año 2014 el plan “Comer Bien para el Vivir Bien” a través de diferentes estrategias comunicacionales, que informen y guíen a los ciudadanos y ciudadanas a llevar una vida saludable a través de los alimentos que ingieren.

Por su parte el Instituto Nacional de Nutrición (INN), ente estadal y principal cabecilla en temas de nutrición en el país, lanzó la campaña “Agarra Dato come Sano”.

La invitación es para que usted pueda ser el protagonista de su sanación y no un simple partícipe, que le da más importancia a elementos del entorno externo que no han permitido visibilizar el poder que nos da la naturaleza a través de sus frutos.

Categoria:

Dejanos un comentario