Iraquíes celebran pena de muerte de 40 miembros del Estado Islámico

Crisis del capitalismo

Iraquíes celebran pena de muerte de 40 miembros del Estado Islámico

Versión para impresiónSend by emailPDF version
De los 47 procesados, todos ciudadanos iraquíes, la Corte absolvió a siete por faltas de pruebas. (Foto: Archivo).
YVKE Mundial/ Prensa Latina

Representantes de distintas fuerzas políticas y ciudadanos iraquíes comunes saludaron este viernes la condena a muerte de 40 extremistas del Estado Islámico (EI) por el asesinato en 2014 de unos mil 700 reclutas en la base Spyker.

Voceros de los bloques chiitas con representación en el parlamento de Iraq valoraron el fallo del tribunal amparado en la Ley Antiterrorista como prueba de la determinación de combatir ese flagelo, en particular a los islamistas radicales de confesión sunita autores de la matanza de cadetes.

De los 47 procesados, todos ciudadanos iraquíes, la Corte absolvió a siete por faltas de pruebas, mientras entre los condenados el jueves hay 24 que habían apelado fallos emitidos del pasado año por el mismo delito.

Según fuentes judiciales, las apelaciones de algunos se sustentaban en que no estaban cerca de Tikrit, capital de la provincia norteña de Salaheddin, cuando ocurrió la matanza en esa instalación militar, y otros alegaron falta de acceso a abogados o que hicieron sus confesiones bajo tortura.

La matanza de Spyker, una antigua base militar estadounidense en Iraq, fue llevada a cabo por hombres del Daessh, acrónimo árabe del EI, poco después de la ofensiva que permitió a esa agrupación radical tomar las ciudades de Mosul, Tikrit y otras zonas del noroeste del país.

Cuando el Ejército y las fuerzas de seguridad recapturaron zonas aledañas a Tikrit, en 2015, fueron descubiertas fosas comunes con los cerca de mil 700 cadáveres y el Gobierno arrestó a decenas de personas bajo sospechas de estar implicadas en ese crimen.

El hecho desató la ira de la población iraquí, básicamente de la mayoría chiita, y ayudó a estructurar milicias formadas por personas de esa confesión aglutinadas en las Unidades de la Movilización Popular (UMP), financiadas por el gobierno de Bagdad.

Justo el jueves, el portavoz de las UMP, Karim Al-Nnouri, reveló que cerca del 30 por ciento de los más de 130 mil paramilitares será desmovilizado por falta de fondos, luego de que el gobierno redujo el presupuesto por la caída de los precios del petróleo en el mercado mundial.

Al-Nouri destacó el rol jugado por la Movilización Popular en el combate al Daesh, sobre todo tras el revés del Ejército iraquí en 2014, y aseguró que el recorte no afectará ese propósito pues cubre a tropas desvinculadas de acciones armadas que proveen apoyo logístico y administrativo.

/N.A

Categoria:

Dejanos un comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para probar si es o no un visitante humano y para evitar envíos automatizados de spam.