Inglaterra propone ley para que ciudadanos puedan borrar sus datos de la web

Mayor control a los usuarios sobre su información.

Inglaterra propone ley para que ciudadanos puedan borrar sus datos de la web

Versión para impresiónSend by emailPDF version
Foto: Referencial
ticbeat

La libertad que tenían hasta ahora las grandes corporaciones de Internet en Reino Unido para comercializar con los datos de los usuarios podría verse limitada con la propuesta legislativa que han planteado el partido conservador de este país. A Google le siguen saliendo “enemigos”.

El otro día conocíamos la iniciativa de un empresario chino para crear el primer banco digital de datos del mundo. En el fondo es la respuesta a una política, la de las grandes compañías de internet, de usar las información de sus usuarios para enriquecerse, a cambio del servicio “gratuito” que les ofrece.

Ahora llega otra respuesta en esta línea pero desde mucho más cerca. El gobierno británico ha propuesto una ley de privacidad cuyo objetivo es que los ciudadanos que lo deseen puedan eliminar fácilmente aquellos datos personales o fotografíasque volcaron con anterioridad en plataformas como Facebook o Google.

De momento es una propuesta legislativa que tendrá que ser aprobada en el Parlamento para que entre en vigor. Aunque allí también se aplica el derecho al olvido, como en todos los países miembros de la UE, lo cierto es que Reino Unido ha sido bastante laxo a la hora de establecer los límites de lo que las grandes empresas de Internet pueden y no pueden controlar, incluyendo los datos personales de los ciudadanos.

Así, con esta nueva normativa se pretende acotar esta libertad y darle mayor control a los usuarios sobre su información. Paradójicamente esta proposición de ley llega meses antes de que el país salga de la Unión Europea. Pero es que en este país el debate entre los partidarios de la privacidad y los defensores de la libertad de expresión está especialmente encendido.

Estos últimos consideran que la ley propuesta, y que ha impulsado del Partido conservador, es en realidad una triquiñuela para censurar los contenidos que circulan por la Red.

A la espera de ser aprobada, la normativa cuenta con el respaldo de la Confederación de la Industria Británica (CBI), una organizaciones patronal relevante en Reino Uido. Su director de innovación cree que con ella se restablecerá “el equilibrio adecuado para mejorar los estándares de protección y al mismo tiempo permitir a las empresas que exploren nuevos productos y servicios”.

Dejanos un comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para probar si es o no un visitante humano y para evitar envíos automatizados de spam.