Hace 59 años se declaró al Waraira Repano como Parque Nacional

12 de diciembre de 1958

Hace 59 años se declaró al Waraira Repano como Parque Nacional

Versión para impresiónSend by emailPDF version
El Parque Nacional Waraira Repano (El Ávila) está localizado en el tramo central de la cordillera de la Costa. Foto: Archivo
Psuv

El 12 de diciembre de 1958 se declaró al Waraira Repano como parque Nacional. Esta cadena montañosa, se extiende desde Caracas hasta el norte del estado Miranda y sur del estado Vargas. Fue llamado El Ávila desde 1778 hasta el 7 de mayo de 2011, cuando la Revolución Bolivariana reivindicó el nombre dado por los pueblos originarios.

Waraira Repano, en lenguaje de los pueblos indígenas significa “la ola que vino desde lejos”. Este nombre se debe, según la mitología, a que en tiempos antiguos no existía la montaña. Todo era plano y se podía ver hasta el mar, pero un día las tribus ofendieron a la gran diosa del mar y ésta en venganza quiso acabar con todo el pueblo. Entonces se levantó en una gran ola, la más alta que se había visto y todos los pobladores se arrodillaron e imploraron perdón de todo corazón a la diosa y justo cuando iba a descender sobre ellos, se convirtió en la gran montaña que hoy existe.

En 1952 la asamblea de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), reunida en Caracas, planteó la necesidad y se instó al estado venezolano a que tomara las medidas pertinentes para la protección del área montañosa al Norte de la ciudad, con el propósito de preservar para las futuras generaciones este patrimonio natural rico en fauna, flora, minerales y diversidad de ambientes paisajísticos.

Para el año de 1958, bajo el gobierno del Dr. Edgar Sanabria, quien para ese momento presidía la junta de gobierno provisional, se decide proceder a la ejecución de la sugerencia planteada 6 años antes en la Asamblea de la UICN y el 12 de diciembre se emitió el decreto Nº 473, por el cual se creaba el Parque Nacional El Ávila, abarcando un área 66.192 Ha, con el propósito de conservar las bellezas de la montaña, su fauna y flora y biodiversidad.

El Waraira Repano es considerado emblema y pulmón vegetal de la ciudad y dentro de él pueden realizarse diferentes actividades por ser uno de los principales atractivos de la capital de nuestro país, en alturas que varían desde 120 hasta más de 2.765 msnm, en el Pico Naiguatá.

Categoria:

Dejanos un comentario