Hace 200 años la talla bendita del Nazareno sanó a los enfermos (+Fotos)

Devoción popular

Hace 200 años la talla bendita del Nazareno sanó a los enfermos (+Fotos)

Versión para impresiónSend by emailPDF version
La figura religiosa llegó a Venezuela en el año 1674, consagrada por Fray González de Acuña, y estuvo resguardada, en principio, en la Capilla de San Pablo el Ermitaño (Foto: Archivo)
YVKE Mundial/Ciudad Caracas

Hace más de dos siglos, una fuerte peste azotó a Venezuela y los ciudadanos temían por su salud y su vida, es por ello que recurrieron a reencontrarse con su fe a través de una figura de Jesucristo hecha con pino de flandes.

Mientras transportaban esta escultura religiosa por la esquina de Miraflores, la cruz quedó atrapada en la parte alta de un limonero, y de ahí cayeron sus frutos. Este inusual acontecimiento fue tomado como una señal por los caraqueños y, por esta razón, dieron sus frutos a los enfermos, quienes se salvaron, gracias a las propiedades curativas del limón.

Esta gracia divina quedó marcada en la memoria histórica y religiosa del pueblo venezolano. Es por ello que todos los Miércoles Santos, miles de creyentes acuden a la Basílica de Santa Teresa a venerar a la imagen del Nazareno de San Pablo.

Esta estatua fue creada por los escultores españoles Felipe y Francisco Dionisio de Ribas, a quienes les encargaron esta imagen religiosa. La imagen ha logrado mantenerse con el tiempo porque fue elaborada con pino de flandes, por eso, su soporte es tan fuerte y tan resistente que le impide el acceso a las termitas y alimañas.

Esta figura religiosa llegó a Venezuela en el año 1674, consagrada por Fray González de Acuña, y estuvo resguardada, en principio, en la Capilla de San Pablo el Ermitaño, donde se encuentra actualmente el Teatro Municipal.

Luego, el presidente Antonio Guzmán Blanco construyó una basílica para homenajear la memoria de su esposa. En ese momento, la edificación era realmente sorprendente, por lo que se trasladó la imagen del Nazareno a este lugar, donde los creyentes siguen demostrando su fe.

“Esa figura de Jesucristo representa al Dios milagroso, al Dios solidario quien se compadece de toda la gente necesitada. Ese milagro quedó grabado en la memoria de los venezolanos”, explicó Henry Padilla, padre de la iglesia.

 

Disfrute del POPULE MEUS de José Ángel Lamas (1775 1814) 
Catedral de Caracas - Venezuela
Ensamble/Orquesta: Camerata Barroca de Caracas/ Isabel Palacios

Categoria:

Dejanos un comentario