GMVV adjudicó 192 apartamentos en Caricuao

Urbanismo ecológico “Brisas del Alba”

GMVV adjudicó 192 apartamentos en Caricuao

Versión para impresiónSend by emailPDF version
La Revolución garantiza el derecho a la vivienda (Fotos: Prensa Mppehv)
Prensa Mppehv

En el marco de la Gran Misión Vivienda Venezuela (GMVV), el jefe de Gobierno del Distrito Capital, Ernesto Villegas en compañía del General Francisco Vilela, director de la Comisión Presidencial de Refugios Dignos (Copredi), realizaron la entrega de 192 viviendas en el urbanismo ecológico “Brisas del Alba”, ubicado en el sector Telares de Palo Grande, parroquia Caricuao, con el fin de garantizar el vivir bien del pueblo venezolano.

Villegas, expresó que con esta adjudicación se suman 384 familias que han obtenido su casa en este espacio instalado por la revolución como derecho a la vivienda y a la ciudad. Al mismo tiempo, señaló que dentro de las beneficiadas, 92 pertenecen a esta parroquia y la otra mitad corresponde a las provenientes de refugios.

“Los pobres no eligen dónde vivir. Ellos fueron empujados a estar por el capitalismo en lugares que no eran aptos para la vida digna que como todos los seres humanos merecen y la naturaleza no tiene la culpa, la culpa la tiene el sistema”, agregó el jefe de Gobierno.

El funcionario felicitó al equipo del Distrito Capital por la gestión de Jacqueline Faria, por concentrar esfuerzos en urbanismos como este. “Aquí se encuentra la maqueta de realidad que hoy se le entrega a este pueblo y la confianza de ellos es la misma que han tenido 30 familias refugiadas en el Sambil, situado en la parroquia Candelaria, que se encuentran dentro de las favorecidas”, refirió.

Por su parte, Euridis Rivera, procedente del refugio de Parque Central denominado “Los Ahijados de Rosainés”, manifestó su agradecimiento a Hugo Chávez Frías y al presidente Nicolás Maduro Moros, por esta hermosa labor que viene desarrollando. De igual manera, indicó que la revolución necesita de personas que estén dispuestas a defender el legado del Comandante Supremo.

“En el momento que decidimos ser refugiados lo hicimos primero porque confiábamos en la palabra del presidente Chávez, y dos porque somos revolucionarios. Aquí está mi casa de concreto, cien por ciento real. Aquí están las llaves, la tranquilidad de mi familia y mi hija. Estamos completamente felices”, culminó.

Categoria:

Dejanos un comentario