Francia se tituló campeón del Mundial 20 años después de su último trofeo

Tras derrotar a una imbatible Croacia 4-2

Francia se tituló campeón del Mundial 20 años después de su último trofeo

Versión para impresiónSend by emailPDF version
Foto: Referencial
YVKE Mundial/ AVN

Dos décadas después de su último trofeo, Francia volvió a levantar la Copa Mundial de Fútbol. Cuatro goles sellaron el triunfo ante Croacia, quien marcó dos tantos en el estadio del Complejo Olímpico Luzhnikí, ubicado en Moscú.

El marcador abrió al minuto 18 con un gol a propia puerta de Mario Mandžukić. El delantero croata intentó despejar un centro de Antoine Griezmann, sin embargo, la esférica acabó en el fondo del arco defendido por Danijel Subašić.

Diez minutos más tarde, en la fracción 38, Ivan Perišić colocó el 1-1 en la marquesina. Un balón colgado al área, terminó, tras varios toques, con un zurdazo pegado al palo.

Desde los once pasos llegó el 2-1 a favor de Francia. Griezmann transformó una pena máxima, engañando a Subašić al minuto 38. La determinación del penalti ocurrió con ayuda del sistema de videoarbitraje VAR (Video Assistant Referee, por sus siglas en inglés), que evidenció una mano intencional de Perišić.

Ya en la segunda mitad, en el minuto 59, Paul Pogba marcó el 3-1. Un zurdazo del centrocampista del Manchester United, de la Premier League de Inglaterra, con dirección a Kylian Mbappé quedó en el área y luego de un doble remate, Pogba no perdonó el arco.

En la fracción 65, Kylian Mbappé sentenció el encuentro con el 4-2. Un derechazo desde la media luna, superó al portero croata.

Premiaciones especiales

Al término del encuentro, la Federación Internacional de Fútbol Asociados (FIFA) otorgó reconocimientos especiales a las figuras más destacadas del evento mundialista.

El trofeo al Mejor Jugador Joven se lo llevó el francés Kylian Mbappé, quien finalizó con cuatro goles en Rusia 2018.

Por su parte, el croata Luka Modrić recibió el Balón de Oro, galardón que lo acredita como el mejor jugador de la cita mundialista.

Clausura magistral

Previo al decisivo encuentro de la Copa del Mundo, el césped del Olímpico de Luzhnikí sirvió de escenario para la ceremonia de clausura, que contó con la participación de 800 personas y un despliegue de cultura, deporte y tecnología.

Con las tonadas de Moscú nunca duerme se recordaron momentos destacados de Rusia 2018, las ciudades anfitrionas y las 32 selecciones participantes. Minutos después, Nicky Jam aparecía en escena para anunciar la inevitable presentación de Live it Up, canción oficial del Mundial.

En compañía de la albanokosovar Era Istrefi y el estadounidense Will Smith, la melodía empezó a retumbar por los parlantes, desatando la emoción de los amantes del fútbol. Al término de la canción, Ronaldinho emergió entre la multitud para ejercer de percusionista en una presentación infantil.

La ceremonia, que se extendió durante 15 minutos, concluyó con la entrada del ansiado trofeo de la manos de la modelo Natalia Vodianova y Philipp Lahm, capitán de la selección de Alemania, campeona del mundo en Brasil 2014.

Categoria:

Dejanos un comentario