Francia extradita a Argentina a expolicía acusado de secuestro

Podría ser juzgado por la desaparición de un estudiante

Francia extradita a Argentina a expolicía acusado de secuestro

Versión para impresiónSend by emailPDF version
(Foto. Archivo)
AVN

El exagente de la policía argentina Mario Alfredo Sandoval fue extraditado en la noche de este domingo desde Francia a su país natal, donde podría ser juzgado por la desaparición de un estudiante universitario en 1976, informó el Ministerio de Justicia francés.

Sandoval, exiliado en Francia desde 1985, agotó esta semana sus últimos recursos legales, después de casi ocho años de procedimientos, por lo que será embarcado desde París (capital de Francia) a Buenos Aires (capital argentina), dando cumplimiento a una solicitud de extradición del país suramericano.

 

La nación austral solicitó por primera vez en 2012 la extradición del expolicía con doble nacionalidad, vinculado al centro clandestino de detención de la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA), donde perdieron la vida unos 5.000 desaparecidos durante la dictadura argentina (1976-1983). Finalmente, el pasado miércoles, Sandoval fue arrestado en su domicilio.

Aunque las autoridades del país europeo asumieron que la mayoría de los cargos han prescrito o no son imputables al sospechoso de haber participado en más de medio millar de asesinatos y secuestros durante la dictadura, aceptaron su potencial juicio por la desaparición del estudiante universitario Hernán Abriata, quien fue secuestrado en su casa en octubre de 1976 y visto por última vez en la ESMA. 

El Gobierno francés aprobó un decreto en agosto de 2018 para proceder al traslado, pero Sandoval acudió al Consejo de Estado, máxima instancia administrativa en Francia, para tratar de anular dicha orden, esgrimiendo que ese, el único caso pendiente, también había prescrito. 

El Código Penal francés establecía, en el momento en que se formuló la petición de extradición, un plazo de prescripción de diez años para los delitos de secuestro a contar desde el día en que concluye, pero desde la reforma de 2017 el plazo de amplió a 20 años.

Mientras Sandoval, de 66 años, sostenía que se debía tener en cuenta como fin del secuestro el 31 de octubre de 1976, fecha de muerte establecida para la víctima en el registro civil argentino, las autoridades galas determinaron que el delito sigue vigente debido a la ausencia de cuerpo. 

Asimismo, el Consejo de Estado, la última institución que avaló la extradición del acusado, sostuvo que el 31 de octubre es una "fecha ficticia", establecida más por interés de la familia de Abriata que porque exista un indicio sobre el fallecimiento de la persona desaparecida. Por tanto, agregó en su dictamen, "no puede constituir el punto de partida de la prescripción en materia penal".

Después de que esa instancia diera luz verde a la extradición, Sandoval recurrió al Tribunal Europeo de Derechos Humanos con un procedimiento de urgencia, invocando el riesgo de sufrir "malas condiciones de detención" o "torturas". El pedido fue declarado improcedente por la juez de turno, el viernes.

Categoria:

Dejanos un comentario