Fiscalía de Brasil investigará a Lula por "desvíos" en Petrobras

La información se dio a conocer el martes

Fiscalía de Brasil investigará a Lula por "desvíos" en Petrobras

Versión para impresiónSend by emailPDF version
Lula no se ha pronunciado aún ante el requerimiento de la Fiscalía General de Brasil/ Foto: Cortesía
Yvke Mundial/ TeleSur

La Fiscalía de Brasil pidió el martes al Supremo Tribunal Federal (STF) incluir en la investigación al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva por su supuesta responsabilidad en los desvíos en la petrolera estatal Petrobras.

La solicitud fue hecha por el Fiscal General brasileño, Rodrigo Janot el pasado 28 de abril, pero solo se hizo pública este martes informó la Agencia Brasil.

Además de Lula también se requirió al magistrado de la Corte Suprema Teori Zavascki que indague sobre los ministros Ricardo Berzoini, Edinho Silva y Jaques Wagner.

El fiscal brasileño incluyó también a los senadores Jader Barbalho y Delcídio Amaral; al presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha; y a los legisladores de esa casa Eduardo da Fonte, Aguinaldo Ribeiro, André Moura, Arnaldo Faria de Sá, Altineu Cortes, Manoel Junior y Henrique Eduardo Alves.

Romero Jucá, Jader Barbalho, Valdir Raupp y Renan Calheiros, representantes del Partido Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), también figuran en la solicitud.

El STF de Brasil autorizó el 26 de abril la apertura de dos nuevas investigaciones contra el actual presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, por acusaciones de corrupción.

Cunha fue el encargado de iniciar los trámites para el pedido de juicio político contra la presidenta Dilma Rousseff. El político brasileño ya tiene tres procesos en marcha en la máxima corte del país, según fuentes oficiales.

Brasil es escenario de un golpe blando, como lo califican analistas internacionales, a través de un proceso de juicio político que puede ser aprobado en un Senado de mayoría opositora.

Sin ningún delito tangible, como lo alega la defensa de la mandataria, pretenden enjuiciar a una Presidenta que llegó al poder con más de 50 millones de votos, y que aún goza de un nivel de aceptación mayor al 90 por ciento, según dijeron el domingo los trabajadores en un evento multitudinario. 

Esta semana es decisiva para Brasil, porque lo que está en juego no sólo es separar a Dilma Rousseff de su cargo, sino el destino de una nación, su democracia, sus derechos laborales, sus logros sociales y hasta la misma integración latinoamericana

Categoria:

Dejanos un comentario