Filtran archivos que vinculan a Nelson Bocaranda como espía de EEUU

Así lo demostró el embajador Moncada

Filtran archivos que vinculan a Nelson Bocaranda como espía de EEUU

Versión para impresiónSend by emailPDF version
Foto: Archivo
MPPRE

Este lunes, el embajador de Venezuela ante las Naciones Unidas Samuel Moncada, mostró a través de su cuenta en la red social twitter @SMoncada_VEN, una serie de evidencias y archivos que vinculan al periodista venezolano Nelson Bocaranda como informante del gobierno de los Estados Unidos sobre los asuntos de seguridad del Estado venezolano, a lo que el diplomático calificó como espionaje y alta traición a la patria. 

“1/10 Ser mercenario al servicio de una potencia extranjera para engañar al público venezolano es solo una faceta de Bocaranda. Aún peor es funcionar como espía informante al servicio del gobierno de EEUU en contra de su propio país”

 

1/10 Ser mercenario al servicio de una potencia extranjera para engañar al público venezolano es solo una faceta de Bocaranda. Aún peor es funcionar como espía informante al servicio del gobierno de EEUU en contra de su propio país

En un hilo de 10 mensajes, el embajador Moncada informó que en el año 2019 el entonces embajador de EEUU en Venezuela envió un cable confindencial donde afirmaba que Bocaranda le pasaba información sobre la capacidad operativa de la fuerza aérea venezolana, a esto se refirió como una traición a la patria.

“3/10 El 16 de noviembre, Bocaranda informó al embajador que Venezuela tenía solo 8 pilotos para volar los 20 aviones F16. Este acto, sin importar la veracidad del dato, es espionaje en favor de una potencia extranjera y traición a la patria. Nunca periodismo”.

 

3/10 El 16 de noviembre, Bocaranda informó al embajador que Venezuela tenía solo 8 pilotos para volar los 20 aviones F16. Este acto, sin importar la veracidad del dato, es espionaje en favor de una potencia extranjera y traición a la patria. Nunca periodismo.

 

Asimismo el diplomático expresó que el periodista venezolano informó acerca de una supuesta visita de guerrilleros colombianos para planear operaciones de provocación al gobierno de Colombia en respuesta al acuerdo de cooperación en materia de defensa entre EEUU y Colombia.

“5/10 Bocaranda no sabía si eran líderes de las FARC o del ELN, tampoco sabía quiénes eran los contactos en el gobierno venezolano, pero “creía” que este gobierno estaba buscando a guerrilleros para crear un incidente con Colombia”.

 

5/10 Bocaranda no sabía si eran líderes de las FARC o del ELN, tampoco sabía quiénes eran los contactos en el gobierno venezolano, pero “creía” que este gobierno estaba buscando a guerrilleros para crear un incidente con Colombia.

 

Ante estas acciones de Bocaranda, el embajador Moncada tildó el hecho como “intoxicación informativa” que buscaba generar un conflicto armado entre Colombia y Venezuela.

 

6/10 Esta desinformación nada tiene que ver con la ética profesional de un periodista. Es un claro acto de “intoxicación informativa” para fabricar excusas que permitan a EEUU y Colombia un ataque militar a Venezuela.

También expresó que el periodista Nelson Bocaranda infringió las leyes venezolanas y citó el artículo 128 del código penal venezolano “Cualquiera que, de acuerdo con país o República extranjera, enemigos exteriores, grupos o asociaciones terroristas, paramilitares, insurgentes o subversivos, conspire contra la integridad del territorio de la patria o contra sus instituciones republicanas, o las hostilice por cualquier medio para alguno de estos fines, será castigado con la pena de presidio de veinte a treinta años”

Finalmente, expuso la misiva confidencial mostrada en idioma inglés a través del portal wikileaks y en otro mensaje muestra la traducción al castellano donde el entonces embajador de EEUU ante Venezuela se refirió al periodista como una “fuente confiable” y pidió que su “identidad sea protegida”.

 

9/10 Todo lo anterior aparece en un documento oficial de la embajada de EEUU en Venezuela de carácter confidencial. Nunca fue escrito con la intención de que se hiciera público, por eso, su autenticidad y veracidad es total. Este es el WikiLeaks ➡️

Ver imagen en Twitter

 

10/10 Como en el caso del documento británico, la embajada de EEUU confirma a su empleado secreto. Se trata de pruebas claras de traición continúa a su patria, a sus lectores y a su profesión. Un caso para la historia de las guerras de información. Aquí la traducción ➡️

Ver imagen en TwitterVer imagen en Twitter

Categoria:

Dejanos un comentario