Falta de recursos afecta prevención del VIH en Panamá

De acuerdo con informes

Falta de recursos afecta prevención del VIH en Panamá

Versión para impresiónSend by emailPDF version
Desde que se registró el primer caso en Panamá la enfermedad ha cobrado la vida de nueve mil 597 personas. (Foto: Archivo).
YVKE Mundial/ Prensa Latina

La falta de un presupuesto específico destinado a campañas de prevención es uno de los factores que incide en la falta de conciencia de los panameños sobre el peligro que representa el VIH-sida.

Informes del Ministerio de Salud (Minsa) indican que esta entidad y la Caja de Seguro Social (CSS) invierten, en conjunto, entre 20 millones y 22 millones de dólares cada año, para el pago del recurso humano, compra de insumos y tratamientos para controlar el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH).

Mientras que para la prevención, el Minsa solo destina 480 mil dólares en la adquisición de insumos y mensajes de promoción, entre otras actividades, a lo que se suman 240 mil dólares para el mantenimiento de las seis "clínicas amigables" en el país.

Según el jefe del Programa Nacional de ITS-VIH-sida del Minsa, Aurelio Núñez, desde que en 1984 apareció la enfermedad en Panamá no se había realizado una campaña de prevención durante un mes.

Esa situación solo se logró revertir este año con la compra de un millón de pruebas de VIH por tres millones de dólares, como parte de la campaña "Pruebas que salvan vidas", precisó.

Estadísticas oficiales indican que en el país se reportan 23 mil 364 personas contagiadas de VIH/sida, de las cuales el 69,5 por ciento son hombres y el 30,5, mujeres, cifra que ubica a la nación istmeña entre los seis países más afectados de América.

A los problemas de poco presupuesto y la falta de voluntad de la población, como refiere el director de la Fundación Pro Bienestar y Dignidad de las personas afectadas por el VIH/sida, Orlando Quintero, se une el desabastecimiento de algunos medicamentos.

La miembro de la comunidad internacional de mujeres que viven con VIH/sida en América y el Caribe, Edith Tristán, denunció la escasez de fármacos vitales como atripla, lamivudina y atazanavir.

Acotó que al no contar con una terapia adecuada o interrumpir el tratamiento puede llevar al organismo a generar resistencia a los medicamentos.

Sobre este particular, el ministro de Salud, Francisco Javier Terrientes, manifestó que en ocasiones la falta de medicinas no es responsabilidad del Minsa o la CSS, sino que se debe a atrasos de los proveedores farmacéuticos para obtener el registro sanitario.

Desde que se registró el primer caso en Panamá la enfermedad ha cobrado la vida de nueve mil 597 personas.

/N.A

Dejanos un comentario