Este martes se cumplen 167 años del natalicio del cubano José Martí

Humanistas y revolucionario

Este martes se cumplen 167 años del natalicio del cubano José Martí

Versión para impresiónSend by emailPDF version
Foto: Archivo
YVKE Mundial/ AVN

Este martes se cumplen 167 años del nacimiento de uno de los humanistas y revolucionarios de América Latina y el Caribe durante el siglo XX, José Julián Martí Pérez.

Nacido en La Habana, Cuba, el 28 de enero de 1953, hijo de los españoles Mariano de los Santos Martí y Navarro y Leonor Pérez Cabrera, quienes sembraron en su carácter el aprecio por la libertad y el amor a sus raíces natales.

Martí, fue un joven inquieto que pasaba sus horas en la búsqueda constante de la independencia como ser humano y de la soberanía como ciudadano, lo que lo llevó a incursionar en organizaciones políticas que trabajaban por la liberación del pueblo cubano.

Sus ideas fueron argumentos que influyeron en su aprehensión en la Cárcel Nacional, por ser un conspirador al juzgar en una carta a su amigo Carlos Castro y Castro quien se enlistó en el ejército español, asegurando que estaba abandonando sus ideales.

Seis años transcurrieron para que Martí fuera expatriado a España, por gestión de sus padres, el 15 de enero de 1871.

Una vez instalado comenzó a capacitarse en estudios de Filosofía, Letras y Derecho en la Universidad de Madrid y Zaragoza.

Martí, siempre pensó en su regreso a Cuba, pero mientras el destino se configuraba a su favor, publicó su primera obra de nombre La Adúltera, una obra de teatro que relata las vivencias de una mujer con su esposo, el amante y su amigo, mediante la cual se tocan temas sensibles en lo social, el amor de pareja y valores como el respeto, la sinceridad y la fidelidad.

Tras su preparación intelectual, Martí viajó a París donde pasó poco tiempo. El 8 de febrero de 1875, se estableció en Veracruz, México, donde conoció a Carmen Zayas-Bazán una cubana con quien más tarde se casó y regresó a la Isla, gracias a un documento que certificaba el fin de la Guerra de los Diez Años.

Sin embargo, fue deportado luego de ejecutar trabajos políticos por varios años, de manera clandestina y asumiendo otra identidad, por lo que termina sentando bases en Nueva York, Estados Unidos. 

En tierras norteamericanas, entre 1880 y 1890 Martí ejerció el periodismo y la literatura, dándose a conocer en el continente con la publicación de artículos y crónicas en importantes diarios como La Opinión Nacional de Venezuela; La Nación, de Argentina; y El Partido Liberal, de México.

No obstante, fue durante su estadía en Venezuela desde el 20 de enero de 1881, cuando logró fundar la reconocida Revista Venezolana, donde publicó dos números, siendo el segundo, el detonante para que el entonces presidente Antonio Guzmán Blanco, lo expulsara del país, ya que redactó un ensayo donde resaltaba la intelectualidad de Cecilio Acosta, escritor y periodista venezolano.

Mientras los sueños de volver a la patria se iban convirtiendo en propósitos, Martí, presentó obras como Nuestra América en 1891; donde siembra la idea de que los latinoamericanos, tienen el deber de crear su propia historia.

También, destacó entre los escritores de la época por sus obras donde expresaba emociones que conectaban al hombre con la naturaleza y su ser interior, en publicaciones como Versos Libres; Ismaelillo y Versos Sencillos.

Más allá de sus versos y poemas, Martí es recordado en el continente por su amor a Cuba y la defensa de su soberanía, por lo que asumió tareas en la lucha por la independencia de la Isla, que lo llevó a la firma del Manifiesto de Montecristi, el 25 de marzo de 1895, documento en el cual se explican las ideas de Martí para iniciar la independencia cubana, de la mano del Partido Revolucionario Cubano.

Finalmente, el 19 de mayo de 1895 en la Provincia Oriente, su batalla por la causa libertaria, termina cuando es víctima de tres disparos mortales a manos de los españoles.

Categoria:

Dejanos un comentario