En claves: Los parapolíticos y la familia de Álvaro Uribe

Este lunes fue detenido Santiago Uribe Vélez

En claves: Los parapolíticos y la familia de Álvaro Uribe

Versión para impresiónSend by emailPDF version
Foto: Archivo
YVKE Mundial / Telesur
De 2002 a 2010, Álvaro Uribe Vélez, fue presidente de Colombia. Antes, había sido gobernador de Antioquia (noroeste) y en la actualidad es senador por el partido Centro Democrático (AD). Analistas colombianos coinciden en que para acceder a esos cargos y mantenerse en los altos niveles de la política, desvío recursos para financiar a grupos paramilitares y recibir a cambio favores que aseguraran su permanencia en el poder y el control de las instituciones.
 
Su hermano, Santiago Uribe Vélez, de 58 años, es investigado por los delitos de concierto para delinquir y homicidio agravado y por sus supuestos nexos con grupos paramilitares, en particular el denominado “Los 12 Apóstoles”.
 
Este lunes fue detenido y éste es solo un caso más, en el que se vincula a familiares, amigos cercanos y funcionarios que ejercieron altos cargos durante su período de Gobierno y que son una muestra de la parapolítica que impulsó y que permeó las instituciones del Estado colombiano, advierten los expertos.
 
Claves del clan Uribe Vélez
 
Durante los tres primeros años del Gobierno de Uribe Vélez, entre 2002 y 2005, más de un millón de campesinos fueron desplazados por los llamados escuadrones de la muerte, con el pretexto de que eran partidarios potenciales de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP) y otros movimientos sociales.
 
Entre sus allegados vinculados con el paramilitarimo están su primo Mario Uribe, ex senador y ex presidente del Congreso entre 2001 y 2002, quien utilizó las extorsiones de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) para conseguir beneficios políticos y monetarios. Gracias a las gestiones de Uribe Vélez sólo cumplió una pena de 90 meses.
 
También Nancy Patricia Gutiérrez, ex presidenta del Congreso, fue una de los 60 congresistas de la coalición del Gobierno uribista que fueron procesados.
 
Mauricio Santoya Velasco, quien fue su jefe de seguridad, fue acusado en EEUU de asociación ilícita con narcotraficantes y de recibir sobornos a cambio de ayudar a las organizaciones de la droga, se declaró culpable en 2012 de conspirar para proveer apoyo material y recursos a las AUC y su otro jefe de seguridad, Flavio Buitrago, fue investigado y capturado por enriquecimiento ilícito y lavado de dinero.
 
Su cuñada y una sobrina son procesadas en una corte de Florida por narcotráfico y su relación con el cartel del Chapo Guzmán. Sin embargo, Uribe Vélez le ha dado poca importancia a los nexos consanguíneos diciendo que no estaban bien establecidos, informó el corresponsal de teleSUR en Bogotá. Vladimir Carrillo.
 
En 2007, testimonios de paramilitares informaron que por órdenes de Santiago se desarrolló una campaña de desprestigio en contra de la Corte Suprema de Justicia con la que se buscaba quitarle legitimidad a la institución, que en esos momentos llevaba los casos de Santiago y del exsenador Mario Uribe, agregó el corresponsal.
 
Uno de los testigos estrellas del caso de “Los 12 Apóstoles”, por el que es investigado el hermano de Uribe Vélez, fue asesinado en plena cárcel. Más de 100 familias vieron morir a sus seres queridos por el accionar de ese grupo paramilitar, detalló la periosta Olga Behar, quien escribió un libro sobre esa agrupación.
 
La familia Uribe Vélez tiene una capacidad de manejo y de control que les permitió durante la década de los 90 y la primera década del siglo XXI maniobrar para que todos los expedientes durmieran el sueño de los justos o algunos de los procesos fuesen archivados. Luego, fue el exmayor general de la Policía de Yarumal, Juan Carlos Meneses, quien tuvo la valentía de revelar lo que estaba pasando y así fue como la fiscalía hace cinco años decidió reabrir la investigación, indicó Behar.
 
Son una veintena de funcionarios del Gobierno de Uribe Vélez los que han sido capturados y algunos continúan prófugos. Incluso, la pregunta que se hace es cuándo él responderá a la justicia por todas las acusaciones y las investigaciones que se están tramitando, que según el enviado especial de teleSUR en Colombia, Milton Henao, son más de 100 investigaciones en su contra.
 
Todos estos crímenes han sido denunciados por víctimas y se cuenta con testimonios de exparamilitares y exoficiales.

Categoria:

Dejanos un comentario