Embalses en Chile reportan alarmante reducción de agua

Con 20 por ciento menos de su capacidad

Embalses en Chile reportan alarmante reducción de agua

Versión para impresiónSend by emailPDF version
Foto: Nota de Prensa
Yvke Mundial / prensa-latina.cu
En medio de la peor sequía de su historia, los embalses de Chile almacenan hoy 20 por ciento menos de su capacidad que hace 10 años, indica un informe de la Dirección General de Aguas (DGA).

Ello representa la pérdida de mil 545 millones de metros cúbicos del líquido, con lo cual las reservas en el presente son de seis mil 99 millones de metros cúbicos.

El informe advierte que algunas presas se encuentran en una situación crítica, como El Yeso, que abastece de agua a esta capital y que apenas almacena el 36 por ciento de su capacidad.

Igualmente los embalses Laguna del Maule y Laguna Laja, que aportan agua a plantes generadoras de electricidad y para el regadío de 300 mil hectáreas de cultivos, están entre el 30 y el 40 por ciento.

En declaraciones al diario El Mercurio, el director de la DGA, Óscar Cristi, expresó que la fuerte disminución de las lluvias y las pocas nevadas a la etapa invernal hacen dificil recuperar el déficit de agua.

La sequía que ya se prolonga por más de una década resulta más aguda en la zona central del país, donde se concentra la mayoría de la población e importantes zonas agrícolas.

Esto llevó a las autoridades en los últimos meses a decretar escasez hídrica en 129 municipios rurales de las regiones de Coquimbo, Valparaíso, Metropolitana, O'Higgins y Maule y emergencia agrícola en 119 comunas, mientras que en las regiones de Coquimbo y Valparaíso se declaró zona de catástrofe.

En el caso de las áreas del sur del país, generalmente muy lluviosas, también se aprecia una merma, y el informe pone como ejemplo a Punta Arenas, que en la última década pasó de un superávit de 22 por ciento a un déficit de 18.

Organizaciones ambientalistas señalan a Chile como el país con la peor crisis hídrica de todo el hemisferio occidental, con 76 por ciento de su territorio afectado por la sequía.

La situación empeora debido a las condiciones en que el gobierno maneja este recurso imprescindible, pues según estudios el 44 por ciento de los problemas hídricos obedecen a una deficiente gestión del agua y solo 17 por ciento al aumento de la demanda.

En el país el 80 por ciento de los recursos hídricos están en manos privadas, principalmente grandes empresas agrícolas, mineras y de energía, que son las mayores consumidoras, política acentuada durante la dictadura de Augusto Pinochet.

Pero a pesar de los reclamos de políticos, académicos, ambientalistas y organizaciones sociales para disponer del líquido como un bien público, el retrógrado Código de Aguas vigente se mantiene sin cambios.

Etiquetas:

Categoria:

Dejanos un comentario