Conserva la firmeza de tu busto siguiendo estos consejos

Conserva la firmeza de tu busto siguiendo estos consejos

Versión para impresiónSend by emailPDF version
Foto: Referencial
YVKE Mundial/Mejor con Salud
Para lograr un busto firme debemos combinar una dieta adecuada con una serie de cuidados externos. Asimismo, mantener una buena postura en toda ocasión es muy beneficioso. El busto es una de las zonas que a todas las mujeres nos gusta mantener del mejor modo posible y que no podemos descuidar.
 
Con estas reglas básicas podrás conservar la firmeza de tu busto sin hacer grandes esfuerzos.
 
Solo necesitas constancia y tener en cuenta estos aspectos básicos pero cruciales para lograrlo.
 
1. Dúchate con agua fría
 
Ducharse con agua fría puede ser una de las soluciones que necesitabas, ya que te ayudará a mantener la piel tonificada.
 
No obstante, en el caso de que te resulte una costumbre demasiado dura de seguir en los meses más fríos, puedes optar por esta solución:
 
Bastará con que uses cubitos de hielo o una compresa fría para refrescarte la zona del busto.
Con este sencillo truco conseguirás el mismo efecto que el agua fría tendría sobre tu piel.
 
2. La postura es fundamental
 
Tu postura es un pilar básico a la hora de lucir un busto firme, así que no lo olvides.
 
Piensa que, al arquear la espalda, además de reducir visualmente el tamaño del busto, estás relajando los músculos de esta zona y acostumbrándolos a malos hábitos.
 
Por ello lo mejor será que intentes mantener los hombros abiertos. Esta será la postura más adecuada tanto para tus músculos como para tu aspecto físico.
 
3. Usa un sujetador de la talla adecuada
 
No son pocas las mujeres que realmente no usan un sujetador de su talla. Es fundamental que encuentres el modelo que realmente encaje a la perfección en tu busto, que lo sostenga pero no lo apriete.
 
Ten en cuenta que, por mucho que un sujetador te levante el busto y haga tu escote más sensual, si te está apretado en exceso, solo es nocivo para tus senos.
 
Además de incómodo, interrumpe la circulación sanguínea, así que no te decantes por ellos.
 
4. Cuida tu postura al hacer ejercicio
 
Mantener una postura adecuada también cuando hacemos ejercicio es algo realmente importante.
 
Practicar cualquier tipo de deporte activo es bueno para tu silueta y para tu bienestar en general, pero puede no serlo tanto para tu busto si no lo haces bien.
 
Ten en cuenta que los movimientos abruptos provocan daños en los tejidos sensibles.
 
Así pues, lo primero que tienes que hacer es escoger la ropa deportiva adecuada y, por supuesto, nunca ir a correr o a saltar sin un sujetador adecuados.
 
No te olvides tampoco de mantener la postura adecuada.
Contenido Relacionado: 

Categoria:

Dejanos un comentario