Consejo

Columna: El Espejo

Consejo

Versión para impresiónSend by emailPDF version
Periodista venezolano José Vicente Rangel (Foto: Archivo)
YVKE Mundial/UN/José Vicente Rangel

1 Dar consejos en política suele ser una impertinencia. Los dirigentes por lo regular los ignoran o rechazan. Trabajan con base en su propia experiencia y consideran que cualquier intromisión es sospechosa. Cualquier recomendación la descalifican de inmediato si no cuadra con sus propósitos. La asumen como maniobra destinada a dividir.

2 Sin embargo, consciente de que lo voy a expresar en este comentario sea tergiversado, me siento obligado -por la importancia que le asigno al tema del diálogo- a llamar a una reflexión al liderazgo opositor. Una vez más, este incurre en un error al actuar contra la mayoría del país y en el exterior que está a favor de que el Gobierno y sus adversarios coincidan en torno a una mesa para tratar los grandes temas nacionales. Persistir en el desarrollo de su actual política, difícil de precisar por el enredo que impera en el sector, conduce indefectiblemente a un nuevo fracaso.

3 Si la oposición continúa transitando la senda del rechazo al diálogo, de obstaculizarlo con argumentos banales, y alejar la posibilidad de sentarse con el adversario a tratar los álgidos problemas que aquejan a los venezolanos, no se necesita tener mucha agudeza para concluir que tal actitud extrema las tensiones y pone en el futuro inmediato una peligrosa carga de violencia.
4 Preguntas: ¿es eso lo que le conviene a la oposición?, ¿es lo que tiene planificado?, ¿acaso derrocar a un gobierno constitucional, electo por pueblo, es un proyecto político serio? No puede ser que los dirigentes opositores no midan las consecuencias de una política concebida y ejecutada en el marco del revanchismo y apuntalada en un mensaje que le ofrece al país la absurda panacea de que la ruptura del hilo constitucional representa la solución de los problemas nacionales.

5 Pero hay algo más que conviene destacar: ¿acaso la oposición tiene músculo suficiente para provocar la salida de Nicolás Maduro de Miraflores?, ¿dispone del caudal que se requiere para generar un levantamiento popular como algunos predicen?, ¿cuenta con la fuerza militar indispensable que le garantice el éxito? Desde luego que no. Justamente, el contraste que hoy se observa entre el poder real de calle y militar de la oposición y el mensaje apocalíptico que a diario difunden sus voceros es patético y debería llevar a sus líderes a evaluar con serenidad el momento para reajustar su política a la realidad.

6 Es esta, en parte, la razón del llamado a la reflexión del sector. Soy un convencido de la importancia de una oposición seria, distante de la aventura, en una democracia. Hasta ahora, esta ausencia ha sido perniciosa para todos: para la propia oposición, para el Gobierno y, sobre todo, para el país. Por consiguiente, es la oposición la que debe proceder a tomar la dirección correcta, que no es otra que el respeto a la Constitución y a darle un portazo definitivo a la tentación de la violencia. Es por esa vía, racional, democrática, respetuosa del Estado de derecho, por donde la oposición puede tener éxito, como lo demuestran pasados episodios; no por el atajo golpista, a través del cual siempre ha fracasado. La clave está en no dejarse avasallar por los radicalismos y en persistir en la lucha cívica. El consejo es de buena fe. Sin doble fondo. Creo que muchos lo comparten en las actuales circunstancias que vive el país. Hay que hacer un esfuerzo colectivo para abrir caminos al diálogo, objeto de un feroz ataque de aquellos que pretenden inundar de violencia y sangre al país.

LABERINTO

Resulta que uno de los personajes políticos de la región que con más persistencia y agresividad ataca al chavismo, al Gobierno nacional y a todo cuanto huele a bolivarianismo, el ex presidente de Perú Alejandro Toledo, aparece ahora recibiendo una comisión estimada en 11 millones de la empresa brasileña Odebrecht. Las pruebas son tan contundentes -y el escándalo de graves proporciones- que hasta el presidente actual del país, Kuczynski, asumió la denuncia y ha planteado que Toledo regrese para encarar el proceso judicial…

Toledo integra el grupo de notables, ex presidentes y jefes de Estado, como Aznar, Pastrana, Fox y Calderón, que sistemáticamente agrede a Venezuela y se presenta como asesor de la oposición venezolana…

Otro personaje de la región que forma parte del combo experto en agredir a Venezuela es la actual canciller de Argentina, Susana Malcorra, autora de la maniobra urdida para desconocer los derechos venezolanos en Mercosur. Actualmente, es acusada ante tribunales de su país por disponer de cerca de dos millones de dólares para promover su campaña personal a la Secretaría General de la ONU, episodio en el que quedó de última. Poco a poco caen las máscaras y los farsantes quedan al descubierto…

No es por nada, pero a Jesús “Chúo” Torrealba sus compañeros de la MUD le pagan con ingratitud el aporte que hizo -determinante- a la campaña de las elecciones parlamentarias. Ese triunfo de la oposición tiene mucho que ver con el esfuerzo de ese dirigente, quien aportó un trabajo arduo en las barriadas y cohesionó el sector. Pero así paga el diablo. Ahora hay una ofensiva en su contra que lo tiene contra la pared. Es tan así que clama por una reestructuración a fondo de la MUD, cuanto antes, porque el organismo está paralizado y cunde la frustración…

Pasó el 4-F y se confirmó una vez más su poderoso asidero popular. De forma espontánea u bien organizada, en todo el país se conmemoró la fecha. También se expresó el odio de la derecha, con sus ataques rastreros de siempre. Pero privó el fervor y el reconocimiento a la figura de Chávez…

Muchos asumen lo ocurrido hace 25 años con un claro sentido ético. Cuando Chávez asumió, en condiciones extremadamente difíciles, la plena y absoluta responsabilidad por la acción político-militar del 4-F, captó de inmediato la confianza de un pueblo que no creía en la dirección política. Fue el rescate del compromiso. El mensaje de que lo que proponía era confiable…

Desde entonces, su palabra fue por delante. Nada de lo que decían sus enemigos caló. La derrota militar pasó a un segundo plano y privó la victoria política. La subestimación de que era objeto le sirvió para infiltrar el tejido institucional. En vida se ensañaron contra él y, luego, ya muerto, aún más. Como lo confirma el alud de infamias promovido con la intención de destruir su imagen y legado. Pero al contrario, el ataque miserable de sus adversarios le sirvió cuando vivía y ahora se consolida más el mito, la leyenda. Al igual de lo que pasa con Zamora, porque son hombres de estirpe incombustible. Su proyección en los pueblos no caduca…

El dirigente político chileno Ricardo Lagos, quien incurrió en lamentables errores durante su pasada gestión en La Moneda y ahora aspira de nuevo a la presidencia, acaba de pronunciar esta frase indudablemente acertada: “¿Cómo es posible que América Latina no diga en estos momentos ‘todos somos mexicanos’ frente a Trump?” ¿Por qué será? Porque se trata del imperio y no propiamente del sucesor de Obama…

Por cierto, lo que hará Trump en la Casa Blanca es impredecible. Por ahora. Sin embargo, lo que hasta ahora ha hecho proyecta oscuros presagios. Aparentemente es un elefante en una cristalería.

Categoria:

Dejanos un comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para probar si es o no un visitante humano y para evitar envíos automatizados de spam.