Congreso Nacional Africano decide destituir al presidente Jacob Zuma

Fracaso de negociación

Congreso Nacional Africano decide destituir al presidente Jacob Zuma

Versión para impresiónSend by emailPDF version
El Congreso Nacional Africano (ANC, por sus siglas en inglés) ha decidido destituir al presidente Jacob Zuma. Foto: Archivo
Agencia

El Congreso Nacional Africano (ANC, por sus siglas en inglés) ha decidido destituir al presidente Jacob Zuma tras la negación de este a renunciar voluntariamente. Altos cargos del partido habrían entregado en mano la carta con la solicitud formal de que dimita, según los medios locales.

La decisión fue tomada la madrugada del martes tras un encuentro del Comité Ejecutivo Nacional (NEC), principal órgano de toma de decisiones del ANC, de más de 13 tensas horas de deliberación y una reunión cara a cara entre el todavía presidente y Cyril Ramaphosa, el líder del partido y vicepresidente. Se esperaba que fuera un enfrentamiento decisivo entre los partidarios del veterano líder y los que respaldan una transferencia de poder rápida al nuevo líder. Según fuentes próximas al partido, el ANC le habrían dado 48 horas a Zuma para renunciar y éste les habría pedido tres meses más al frente del país. En las próximas horas el partido gobernante hará publico el contenido de esta reunión celebrada en Pretoria.

El ANC quiere que Ramaphosa, quien fuera mano derecha de Nelson Mandela, se convierta en presidente y los medios locales apuntan a Lindiwe Sisulu, una incondicional del ANC e hija de los veteranos de la lucha de liberación Walter y Albertina Sisulu, como probable vicepresidenta.

La estrategia de la oposición es otra. Ayer se reunieron los principales partidos para pedir que la salida de Zuma se produzca lo antes posible. El partido de ultraizquierda Luchadores para la Libertad Económica (EFF) impulsó una moción de confianza prevista para el 22 de febrero. Sin embargo su líder, Julius Malema, solicitó ayer a la presidenta del Parlamento, Baleka Mbete, adelantar dicha moción a este martes a las 10:00. Finalmente dio de tiempo hasta la 13:00 para tomar una decisión, de lo contrario tomará acciones legales. Para la oposición, no es suficiente con que Zuma renuncie, piden la disolución del Parlamento tras la celebración de dicha moción y elecciones anticipadas. Para disolver el Parlamento, los partidos de oposición necesitarían una mayoría de votos, esto es 201 diputados de los 400; incluso si todos los diputados de la oposición votaran a favor, todavía necesitarían el apoyo de, al menos, 50 miembros del ANC y el partido gobernante no está preparado para afrontar elecciones en los próximos tres meses tal y como está previsto que suceda si la moción prospera.

A estos encuentros de la jornada del lunes hay que sumarle el intento de movilización por parte de los detractores del presidente, que habrían movilizado a 60 autobuses, y que no prosperó debido a amenazas y falta de organización. Todo este ruido durante la jornada del lunes tenía un cometido: añadir más presión a Zuma y que éste renunciara tras una semana especialmente tensa. Sin embargo, su dimisión quedó en un rumor difundido por un medio estatal (SABC) quien confirmó a media tarde que el presidente había llegado a un acuerdo con el ANC; una información desmentida poco después por el portavoz del presidente Bongani Ngqulunga.

Categoria:

Dejanos un comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para probar si es o no un visitante humano y para evitar envíos automatizados de spam.