Condenado a 29 años joven obrero por complicidad en femicidio

Mujer fue abandonada en la Laguna Las Marites

Condenado a 29 años joven obrero por complicidad en femicidio

Versión para impresiónSend by emailPDF version
Foto: Archivo
YVKE Mundial/MP

Ante las pruebas presentadas por el Ministerio Público, fue condenado a 29 años de prisión el obrero Reiniel Reinaldo Moronta López (27) por su complicidad en la muerte de Mariángeles Lucero Ruffini Zabala (21), estudiante del Centro de Formación Policial del estado Nueva Esparta.

Tras las investigaciones coordinadas por el Ministerio Público, se determinó que el 28 de febrero de 2018 Adalberto Hernández Mejías (38), de nacionalidad colombiana y concubino de la hoy occisa, tras una discusión, decidió golpearla y arrojarla por las escaleras.

Al creer que estaba muerta, el hombre solicitó a Moronta López (con quien compartía el canon de arrendamiento de la vivienda) que lo ayudara a deshacerse del cuerpo de la víctima a cambio de un vehículo tipo camión, marca Chevrolet.

Los victimarios trasladaron a la mujer hasta un terreno baldío ubicado detrás de la urbanización de Valle Verde, en el municipio García, a orillas de la Laguna Las Marites (al sur de la Isla de Margarita), donde la abandonaron y posteriormente murió por inmersión.

Tras una denuncia proveniente del sistema Ven-911, funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) hallaron el pasado 5 de marzo el cadáver de la joven, en avanzado estado de descomposición.

Al avanzar las pesquisas del caso y al ser citado por la policía científica, Moronta alegó que fue obligado por Hernández, quien tiene una orden de captura pendiente por materializar.

En el juicio, la Fiscalía 1ª de Nueva Esparta ratificó la acusación contra Moronta por el delito de femicidio agravado en grado de complicidad necesaria.

En este contexto, el Tribunal de Juicio con competencia en delitos de violencia contra la mujer dictó la mencionada condena contra el joven obrero, que deberá cumplir su pena en el Internado Judicial de la Región Insular, en Porlamar.

Categoria:

Dejanos un comentario