Bombas que caen en Yemen son hechas en USA

Usadas por la coalición que encabeza Arabia Saudí

Bombas que caen en Yemen son hechas en USA

Versión para impresiónSend by emailPDF version
El uso de estas armas -fabricadas en EE.UU.- está prohibido de acuerdo con las normas internacionales/ Foto: Cortesía
Yvke Mundial/ TeleSur

La coalición de Arabia Saudita que bombardea Yemen usan racimo de explosivos de fabricación estadounidense contra la provincia de Taiz (suroeste) del país.

Cazas saudíes lanzaron el viernes 24 de julio bombas de racimo tipo CBU-58 sobre la ciudad de Al-Maja en Taiz, durante un ataque que asesinó a 130 personas y dejó 150 heridos, informa el portal web, Almontasaf.

Ese día Arabia Saudita anunció una tregua humanitaria de cinco días en Yemen, que se empañada por reiteradas violaciones y el impedimiento del paso de ayuda humanitaria para asistir a los afectados en Saná (capital) y otras provincias.

Medios yemeníes indican que el uso de estas armas está prohibido de acuerdo con las normas internacionales, debido a que además de causar víctimas mortales, generan destrozos en las localidades adyacentes.

Organismos de derechos humanos han fustigado al Gobierno de Riad por este tipo de armas, así como a EE.UU. por el suministro de artillería a su aliado, pues promueve la violencia contra chiíes de Baréin y Yemen.

El miércoles, el Departamento de Estado de EE.UU. aprobó el envío de misiles modernizados Patriot Advanced Capability-3 a Arabia Saudita por un valor de cinco mil 400 millones de dólares. La compañía Lockheed Martin, es la productora de los cohetes.

Un asesor del ministro de Defensa de Arabia Saudita, Mohamad bin Salman, aseguró bajo el anonimato que los ataques de la coalición continuarían hasta destruir ese país del Cuerno de África.

Según la fuente, Arabia Saudita y sus aliados fijaron “objetivos precisos” para seguir con los ataques sin importar la devastación en Yemen, citó la agencia árabe de noticias Alwaie.

De acuerdo con datos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), cuatro mil 200 civiles han muerto desde marzo pasado cuando inició la ofensiva militar en la nación.

El movimiento de resistencia, Ansarolá, diseña un plan que comprende “una gran operación” para defenderse de los constantes ataques sauditas.

“Las fuerzas de resistencia popular, los comités revolucionarios y el Ejército lanzarán pronto una gran operación que cambiará las ecuaciones”, recalcó el portavoz de Ansarolá, Mohamad Abdelsalam.

Compartir esta Noticia

Categoria:

Dejanos un comentario