Andrés Madera: “No he dejado de pensar en Tokio ni un día”

Andrés Madera: “No he dejado de pensar en Tokio ni un día”

Versión para impresiónSend by emailPDF version
Foto: Archivo
Nota de Prensa-COV

Luego de un comienzo de año en el que debió viajar a seis países en dos meses, en busca de los puntos necesarios para la clasificación a la primera experiencia olímpica del karate do, Andrés Madera se ha visto encerrado en casa, sometido a las medidas de distanciamiento físico dictadas para evitar la propagación del COVID-19.

Ha sido tiempo para reflexionar, para trabajar duro en confinamiento y para refrescar sensaciones, como él mismo compartió con Punto Olímpico durante una franca conversación en Atletas en su Punto.

“Me di cuenta de que el agotamiento de los últimos tiempos, los viajes, la ansiedad porque no se daban los resultados, me habían quitado algo muy importante: mi gusto por la competencia”, confesó Madera. “A mí me encanta ganar, por supuesto, pero sobre todo me gusta pelear, me gusta competir. Y con la ansiedad por los puntos para Tokio se me estaban quitando esas cosquillitas en el estómago de placer por la competencia”.

A pesar de no poder ir al dojo, Madera sigue trabajando bajo las órdenes de su entrenador Rodolfo Rodríguez, enfocado en sus objetivos: “En todo este tiempo no he dejado de pensar ni un solo día en Tokio, ese sigue siendo para mí el centro de todos mis esfuerzos. A cada rato hablo con Antonio Díaz, que es muy metódico, rectificando las cuentas para confirmar que el chance está ahí”.

El sensei Madera también ha mantenido su asesoría a los atletas de su dojo y a los que atiende en Dallas, Estados Unidos. “Yo en el futuro, cuando ya no esté activo en el deporte, desearía ser un entrenador igual a Rodolfo Rodríguez, mucha gente me dice que mi estilo es muy parecido al suyo. Me gusta que mis atletas me vean como un padre, como un amigo, que me inviten a comer a su casa, formar parte de sus vidas y sus familias”.

Madera espera que pronto puedan reanudarse las competencias, aunque reconoce que para los deportes de combate será más cuesta arriba que otras disciplinas que no implican contacto: “No pierdo la esperanza de que se puedan hacer uno o dos eventos antes de que termine el año”.


 

Etiquetas:

Categoria:

Dejanos un comentario